Cómo Comprar Acciones de Empresas y Dónde

¿Quieres saber cómo y dónde comprar acciones de empresas? Si quieres ir por el camino rápido, puedes pinchar aquí para empezar a comprar acciones a través de un broker. Para ello, sólo tienes que tus datos cuando te registres y verificarlos. Si prefieres tomártelo con calma, vamos a explicarlo paso por paso y facilmente. Comprar acciones de empresas es fácil si se sabe cómo. Además, vamos a verlo con imágenes para que sea más sencillo todavía.

Las acciones de las empresas no se adquieren de las propias empresas (salvo en el momento en el que la empresa sale a Bolsa) sino que se compran de otros inversores. Por tanto, para comprar acciones no es necesario acudir ni ponerse en contacto con la compañía que nos interesa, pues ellos no las venden (y si las vendieran, no lo harían desde ahí). Tampoco es necesario acudir al edificio de la Bolsa. Desde la propia Bolsa no se pueden adquirir acciones en persona. Pero antes de pasar a ver todo esto, tenemos que responder rápidamente a una pregunta básico, ¿qué son las acciones de una empresa? Son títulos en los que se divide la propiedad de una compañía.

1. Dónde hay que ir para operar en Bolsa

¿Dónde puedo comprar acciones de empresas? Para poder operar en Bolsa necesitamos tener una cuenta en un broker. Hoy en día podemos abrir una cuenta en un broker a través de internet o en una oficina. La mayoría de los brokers online no tienen oficina física a la que acudir, por lo que debemos hacer los trámites online. Puedes ver un listado de brokers online pinchando aquí.

Además de los brokers online, también es posible comprar títulos desde las oficinas de los bancos. Por tanto, si estás en España, puedes abrirte una cuenta en el broker online del BBVA o puedes acudir a una oficina bancaria para operar desde ahí. Obviamente, al operar desde una oficina física las comisiones son más altas, pues el banco o el broker tiene más gastos.

oficina bbva broker en 2015, 2016, 2017 y 2018

2. Cómo abrir una cuenta en un broker

Una vez que nos ponemos en contacto con el broker, estos nos enviarán todos los papeles para darse de alta. Por lo general, y dependiendo de la regulación del país (en España es diferente a otros países como México, Venezuela, Colombia o Argentina. Y a su vez, en estos paises también es diferente entre ellos) nos enviarán un documento en el que declaremos nuestros conocimientos sobre Bolsa y la capacidad que tenemos de tomar riesgos. Además, tendremos que establecer una cuenta desde la que enviaremos fondos al broker, y declarar que el dinero que enviamos es limpio.

Una vez que hemos completado y firmado los papeles, tendremos que hacer un primer ingreso en el broker para poder operar.

3. Qué hay que hacer para comprar acciones

Una vez que tenemos la cuenta abierta, ya podemos comprar y vender acciones. Como es lógico, no podemos pasar a comprar y vender acciones sin más. Antes de hacerlo hay que tener un plan de inversión claro, que se adapte a nuestras capacidades, tanto económicas como habilidades de inversión, así como a nuestras necesidades económicas y al riesgo que estamos dispuestos a asumir. Una vez hecho esto, antes de lanzarnos a operar hay que analizar las empresas que nos interesan. Si tenemos claro que queremos invertir en una empresa en concreto, podemos poner una orden de compra.

Una orden de compra es algo fácil de poner. Una vez que estamos en el broker, vamos a la sección que se corresponde con la adquisición de acciones. Estando ahí, sólo tenemos que rellenar los campo necesarios. Para ello, vamos a ver cómo comprar acciones de Facebook desde el broker online de ING Direct.

operar con acciones onlineComo vemos, ING Direct separa la operación en 4 puntos. El punto 1 no aparece en la imagen, pues en él simplemente se indica el nombre del titular, el número de cuenta y el importe disponible.

En el punto 2 tenemos que seleccionar el mercado en el que queremos invertir. En este caso, al querer comprar acciones de Facebook, que cotizan en Estados Unidos, tenemos que seleccionar el mercado americano. Un poco más abajo tenemos que poner el nombre de las acciones que nos interesan, para el ejemplo, Facebook. Una vez que hemos seleccionado la empresa, el propio broker nos da el precio al que cotizan las acciones, el movimiento porcentual en el día, y otra información como el volumen.

En el punto 3 elegimos el número de acciones que queremos comprar. Para el ejemplo hemos elegido 50.

En el punto 4 nos preguntan al precio al que queremos comprar. Una cosa es que las acciones coticen a un precio, y otra que las compremos, o que las tengamos que comprar a ese precio. Si elegimos una orden limitada como en la imagen, tenemos que poner un precio que nos interese. Si es posible adquirir los títulos a ese precio o a uno menor, se ejecutará la orden. Si no es posible, no se ejecutará. En nuestro ejemplo hemos puesto una orden limitada a un precio de 85,70 dólares, que es superior al precio al que cotizan (85,50 dólares) por tanto, es bastante probable que se ejecute la orden y compremos los títulos. También podemos poner la orden a un precio igual o inferior al de la cotización. De esta forma, es posible que no se ejecute la orden, pero sí nos aseguramos de que será, como mucho, a un precio igual al que hemos elegido.

Siguiendo con el punto 4. Si queremos asegurarnos la compra de las acciones y no nos importan tanto el precio, debemos elegir la opción de a mercado, que significa que se compraran los títulos que hemos seleccionado al mejor precio que exista en el mercado, cosa que no quiere decir que sea al mismo precio al que cotizan las acciones, pues puede ser que no haya nadie interesado en vender a ese precio, y que el precio que pidan sea mejor o peor.

Por último, una vez hecho todo esto, debemos hacer click en el icono correspondiente para dar la orden. Tras esto, es habitual que nos apareca una pantalla para confirmar los datos que hemos metido. Si estamos conformes, confirmamos. Si no es el caso, podemos modificar la orden.

Tras confirmar, el broker nos dirá en algún momento si se han comprado las acciones. Como hemos visto, es posible que no haya acciones que se vendan al precio que nos interesan, por lo que puede ser que no podamos adquirirlas. Por ello, al poner la orden tenemos la opción de poner la duración de ésta. Por defecto, la orden estará vigente mientras la bolsa esté abierta ese día, pero podemos indicar que la orden tenga una validez de varios días.

Si finalmente hemos obtenido los títulos, las acciones apareceran en la cuenta de nuestro broker, y el dinero que nos han costado se deducirá del efectivo.

Puedes leer sobre brokers baratos pinchando aquí.

Por último, puedes darte de alta en el broker eToro para empezar ya a operar pinchando aquí. Para ello, una vez llegues a la web debes dejar tus datos y verificar tu cuenta. Finalmente, si quieres invertir, tendrás que hacer una aportación inicial de al menos 200 euros o dólares.

En el momento de publicar este post soy afiliado de al menos uno de los brokers mencionados, por lo que podría beneficiarme económicamente si te das de alta en alguno de ellos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *