Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios

Libro Acciones Ordinarias y Acciones Extraordinarias pdf gratis y epubSi Warren Buffett dice que el 15% de su inversión se basa en Philip Fisher queda claro que estamos ante un inversor del que hay mucho que aprender. Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios es su principal libro y es un referente para los inversores que invierten a largo plazo y quieren tener una referencia cualitativa (es decir, no centrada en los números de la empresa sino en las capacidades de  ésta) a la hora de invertir.

Philip Fisher

Philip Fisher (1907-2004) era un inversor estadounidense especializado en inversión a largo plazo y, especialmente, en empresas innovadoras. Es considerado como uno de los mejores inversores de la historia según Morningstar, puesto que alcanzó gracias a su inversor en empresas en crecimiento o growth.

Philip Fisher escritor Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios pdf

Libro Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios

Una de las claves del libro es que es necesario mantener las acciones durante mucho tiempo para obtener grandes rentabilidades (al igual que vimos con El Inversor Inteligente, Buffett toma esta idea y la repite continuamente). Según Philip Fisher el inversor debe mantener su inversión aunque el precio de la acción suba mucho, siempre y cuando la compañía no haya llegado hasta el punto en el que los beneficios no pueden crecer más. Por ello, contrasta con la visión de Benjamin Graham que vende sus acciones en el momento en que cree que alcanzan el precio que considera que es similar a su valor intrínseco mientras que Philip Fisher las mantiene siempre y cuando los beneficios puedan seguir creciendo. Queda claro por tanto la diferencia entre las estrategias de inversión value investing y growth. De hecho, en su libro Philip Fisher dice una frase que contrasta bastante con la filosofía value, y es la siguiente: “no creas que un PER alto ya descuenta todo el crecimiento de una acción“. Aun así, que Philip Fisher no siga el value investing original, no debemos pensar que se olvida del análisis fundamental o se aleja de la inversión a largo plazo. Precisamente, Fisher analiza a fondo las empresas y las mantiene por mucho tiempo, en algunos casos, hasta su muerte (como hizo con sus acciones de Motorola, las cuales mantuvo por más de 30 años).

En el primer capitulo del libro, Fisher habla de la inversión a comienzos de siglo XX cuando los ciclos bursátiles solían ser muy pronunciados y aprovecha este hecho para decir que, hasta en un momento con ciclos tan radicales como entonces, el inversor a largo plazo suele batir al inversor que sigue las tendencias.

Para Fisher sólo hay dos motivos para vender una acción: 1. Que hayamos cometido un error comprando las acciones. 2. Que la compañía se acerque al tope en los beneficios.

En su libro, Fisher explica que es mejor mantener una acción sobrevalorada, siempre que pueda seguir creciendo, que venderla con el riesgo de perder grandes retornos y con la obligación de tener que pasar por Hacienda.

En Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios, Fisher dice que es muy difícil encontrar una empresa con grandes expectativas de crecimiento real, pero, según él, es todavía más difícil saber qué hará el mercado en los próximos meses. Por ello, Philip Fisher piensa que es más probable acertar en el largo plazo que acertar en el corto plazo y este es uno de los motivos para no vender una acción aunque pensemos que se acerca un movimiento a la baja.

Más allá de la inversión a largo plazo, Fisher presenta en su libro el concepto de scuttlebut y las 15 preguntas que un inversor debe responder antes de comprar una acción.

Los 15 preguntas o puntos de Fisher se centran en cualidades de la empresa como la capacidad del equipo directivo, la posibilidad de mejorar sus márgenes y sus ventas o la previsión de beneficios. Estos 15 puntos son una de las claves del libro, por lo que no vamos a ir más allá para que aquellos que quieran comprar Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios puedan disfrutar de él.

Otro de los asuntos que trata Philip Fisher es el momento ideal para comprar acciones. Ya hemos visto que Fisher no tiene muy en cuenta los ciclos y se fija en otros aspectos como son: 1. los tipos de interés. 2. La actitud del Gobierno hacia las empresas. 3. La tendencia de la inflación. 4. Las nuevas invenciones en la industria que, para Fisher, es la fuerza más poderosa de todas.

En cuanto a los dividendos, Fisher explica en su libro que están sobrevalorados por los inversores. En su opinión las empresas deberían reinvertir en sí mismas para generar mayores beneficios en el futuro, aunque, en el caso en el que la empresa ha repartido dividendos de forma periódica, Philip Fisher piensa que debe seguir siendo así.

Conclusión

Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios es un libro perfecto para los inversores que quieren estudiar los aspectos cualitativos de las empresas a la hora de invertir. Las 15 preguntas que debe responder un inversor antes de comprar acciones de una empresa suponen una guía perfecta para que éste sólo invierta en compañías a las que conozca fondo y en las que las perspectivas a largo plazo sean buenas.

También es un libro muy importante para los inversores que quieran comprar acciones de crecimiento y los que quieran combinar el value investing con la búsqueda de empresas de calidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *