Un paso por delante de Wall Street

un paso por delante de la bolsa comprar libro de Peter Lynch sobre wall street en españolPeter Lynch es mi inversor y autor favorito. Con un estilo de inversión a largo plazo que, entre otras cosas, se basaba en identificar empresas en crecimiento de acuerdo a lo que veía por la calle (obviamente como inversor profesional se dedicaba a investigar a fondo) consiguió una rentabilidad de escándalo (29% anual) durante sus 13 años al frente de Magellan Fund. 

Un paso por delante de Wall Street es, para mí, un libro imprescindible para cualquier inversor, por su enorme utilidad, por su sencillez y por el sentido de humor de Peter Lynch. Esto hace que el libro sea muy ameno y que para el lector sea mucho más fácil entender y recordar los conceptos e ideas que en él se escriben.

Libro Un paso por delante de Wall Street

El libro es muy bueno en cuanto a contenido y estilo de escritura. Peter Lynch tiene una gran capacidad para contar su historia y un gran sentido del humor y sentido común. A pesar de su gran capacidad y de los logros conseguidos, escribe de forma informal, de manera que se hace mucho más sencillo entender algunas ideas complejas que se explican. 

Entre las cosas que explica Lynch, una es cómo prepararse para invertir. Peter Lynch comienza el libro con una regla que hoy en día es de sentido común, invierte sólo aquello que te puedas permitir perder sin que afecte a tu nivel de vida. Que alguien que ha sido gestor de fondos y que, por tanto, estaba interesado en recibir la mayor cantidad de dinero posible de sus clientes diga algo así, nos muestra que no estamos ante un tiburón de Wall Street, sino ante una persona con  principios. Curiosamente, Lynch dice que no se les debe hacer caso a los inversores profesionales (habitualmente llamado dinero inteligente o manos fuertes) pues toman malas decisiones de inversión como cualquier otro inversor.

peter lynch libro

Según Peter Lynch, los inversores particulares tendrán mejores resultados si se dedican a buscar y descubrir compañías por su cuenta ignorando a lo que digan los analistas de Wall Street. El motivo es que los inversores particulares tienen una gran ventaja, aunque lo desconozcan, y es que son usuarios de cientos de productos y servicios de compañías que cotizan en Bolsa, y que según entiendan si son mejores o peores, pueden encontrar grandes ideas de inversión. Según Lynch “tú puedes encontrar inversiones espectaculares en tu trabajo o en el centro comercial de tu barrio, mucho antes de que Wall Street los descubra“. Para Lynch hay algunas claves muy obvias, si una tienda siempre está llena, si no paran de abrir tiendas de una marca, etc. Sin ir más lejos, Lynch consiguió multiplicar su dinero por 10 invirtiendo en una marca de sujetadores que su mujer comenzó a comprar y de la cual, Lynch se dio cuenta antes que el mercado, de que se estaba poniendo de moda (aunque esa historia la cuenta en su segundo libro, que no está traducido al español, llamado Beating the Street).

A Peter Lynch le encantaba invertir en empresas con el potencial de multiplicar su dinero por diez. A estas empresas les llamaba (o llama, porque está vivito y coleando) tenbaggers. Para encontrar tenbaggers, una de las claves es la de prestar atención al entorno, pero no todo puede quedarse ahí, también hay que hacer algunos números. Sin embargo, Lynch explica cómo hacer estos números de forma muy sencilla. Además, también habla de un ratio muy útil, el PEG, que es similar al PER, pero que tiene en cuenta el crecimiento de la compañía. 

Invirtiendo a largo plazo

Aunque a Peter Lynch le guste multiplicar su dinero por diez (como a cualquier otro mortal) lo hace tomando los menores riesgos posibles (aunque pueda parecer una contradicción). Lynch invierte a largo plazo, y puede esperar unos años hasta que sus inversiones alcanzan las cifras que espera. 

Como a Lynch no le gusta el riesgo, pero sí ganar dinero, en un capítulo explica cómo diseñar tu propia cartera de acciones, detalla cuál es el mejor momento para comprar y vender cada tipo de empresas, habla de las cosas más estúpidas que la gente hace en Bolsa, y advierte de los peligros de los diferentes productos derivados. 

Conclusión:

Como decía al principio, admiro enormemente a Lynch, y su libro Un paso por delante de la Bolsa me parece totalmente imprescindible para cualquier inversor interesado en su dinero. 

Después de muchos años descatalogado, ha vuelto a ser puesto a la venta en español, por lo que creo que es una oportunidad magnífica para comprar Un paso por delante de Wall Street, un libro que a mi, me ha ayudado mucho a ganar dinero en Bolsa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *