El Inversor Inteligente

Comprar libro El Inversor Inteligente El inversor inteligente es uno de los libros más importantes del mundo de la inversión y uno de los básicos para un inversor a largo plazo que quiere formarse en value investing. El libro tiene prólogo del que probablemente sea el mejor inversor de todos los tiempos, Warren Buffett y comentarios de Jason Zweing. Creo que cuando alguien como Warren Buffett hace el prólogo de un libro, y dice de él que es “sin lugar a dudas, el mejor libro sobre inversión jamas escrito“, no hay dudas de que tenemos entre manos algo realmente importante.

Benjamin Graham

Benjamin Graham (1894-1976) era un economista e inversor estadounidense, aunque británico de nacimiento, especializado en la inversión  a largo plazo. Está considerado como el creador del value investing.

En su primer libro, Security Analysis (Clásicos Deusto de Inversión y Finanzas), puso la primera piedra en la filosofía de inversión en valor, pero fue El Inversor Inteligente, el libro que cambió la forma de pensar y de invertir de muchas personas y el libro que sigue siendo una referencia para los inversores en valor.

Los conocimientos e ideas de Benjamin Graham eran tan interesantes para los inversores que hasta el legendario Warren Buffett se ofreció a trabajar de forma gratuita para él con tal de aprender su forma de inversión. No cabe duda de que Buffett tomó una decisión correcta a la hora de tomar a Graham como maestro.

Benjamin Graham autor del libro El Inversor Inteligente pdf gratis

Libro El Inversor Inteligente: comentarios

A lo largo del libro (que también se conoce como El Inversionista Inteligente en algunos países de Hispanoamérica), Benjamin Graham desgrana todos los conceptos y claves necesarias para invertir a largo plazo en Bolsa siguiendo un estilo value investing, del que se le considera el creador .

Graham explica que el “inteligente” del título no hace referencia a un inversor pillo o perspicaz sino simplemente a un inversor que no busca un beneficio rápido sino que tiene una visión de la inversión a largo plazo, cuyo principal objetivo es conservar su capital y que está seguro y tranquilo con sus principios de inversión en contraposición a un mercado que se deja llevar por sus emociones. Esto es importante, pues en la propia definición lo mismo que Graham entiende como “inteligente” se parece mucho a la definición que hace de la palabra “inversor” como veremos a continuación.

En todo momento Graham se centra en la inversión a largo plazo. Al invertir en valor es necesario invertir a largo plazo pues, como se explica a lo largo del libro, este estilo de inversión consiste en comprar acciones por debajo de su valor real. Benjamin Graham solía mantener sus acciones por un tiempo máximo de 5 años aunque, por lo general, mantenía las acciones por 2 o 3 años. El motivo de invertir a largo es que, a corto plazo La Bolsa puede infravalorar una acción, pero Graham entiende que en el largo plazo su precio será el que corresponda con su valor y, por ello, la forma de inversión de Graham requiere paciencia.

Benjamin Graham siempre fue muy claro con la diferencia entre especulador e inversor. Un inversor es una persona que se considera propietario de una empresa y que busca principalmente que ésta de beneficios. Por su parte, el especulador busca el beneficio rápido para sí mismo sin importar en qué clase de compañía pone su dinero. Además,  Graham entiende que, aunque el especulador tiene posibilidad de ganar dinero especulando, en el caso de equivocarse los resultados pueden ser desastrosos, cosa que no sucede con los inversores, que siguen una estrategia más conservadora.

El especulador inteligente no puede existir según Graham y éste alerta del peligro de creerse un inversor y, en la práctica, ser un especulador. La compra rápida de una acción para evitar perderse una gran oportunidad es, en opinión de Graham, una actitud especuladora.

A lo largo del libro puede observarse que muchas de las ideas que escuchamos en Warren Buffett son las mismas que, en su día, explicaba Benjamin Graham en El inversor inteligente. No podría ser de otra forma pues el propio Buffett se considera un 85% Graham y un 15% Fisher.

Otra idea propia de Benjamin Graham y que repite mucho Buffett es la de no tratar de acertar los movimientos del mercado. Según Graham, seguir los movimientos del mercado nos convierte en especuladores y el único motivo por el que un inversor lo haría es para tratar de comprar una acción que le interese a un precio con descuento en el caso de estar en un ciclo bajista.

Graham se refiere a La Bolsa como Mr. Market una persona maniaco depresiva que cambia de humor y pasa de un extremo a otro de forma inesperada. Debido al carácter de Mr. Market, Graham piensa que es mejor aprovecharse de los errores que éste comete en vez de tratar de adivinar los movimientos que éste hará.

Para Benjamin Graham es indispensable invertir sólo cuando exista un margen de seguridad suficiente. Existen varios motivos para exigir este margen. Uno de ellos es que la diferencia entre precio y valor supone el potencial de revalorización que puede tener la acción. Otro motivo se desprende de la propia palabra “seguridad”. Si el inversor se equivoca en su valoración, o si las cosas no salen como se esperan, al existir un margen de seguridad amplio, el inversor evitara tener pérdidas.

Value investing vs crecimiento

Si las perspectivas de crecimiento a largo plazo están claras, Benjamin Graham piensa que la cotización de la empresa ya descontará esas perspectivas, por lo que cotizará muy cara. Por ello, suele descartar este tipo de empresas pues precisamente la inversión value supone comprar a precios bajos que no reflejen el valor real de la compañía.

Invertir en empresas en las que las expectativas y predicciones son muy malas o que son negocios aburridos o ignorados por el mercado es una de las claves del value investing. Cuando el mercado deja los precios de acciones de empresas que no están de moda a precios de derribo es el momento en el que un inversor inteligente debe prestar atención.

Para Benjamin Graham, debido a la presión del mercado ya sea al alza o a la baja, la clave para ganar dinero en Bolsa no es el momento de compra o venta, sino tener la disciplina suficiente para aguantar esta presión, mantener nuestras acciones, cobrar dividendos y esperar a que el mercado descubra el valor real de la empresa a la que está infravalorando.

Margen de seguridad

Benjamin Graham nos deja en su libro muchos conceptos que siguen siendo a día de hoy claves en la inversión. Uno de ellos es el margen de seguridad que es algo básico en el value investing.

margen de seguridad el inversor inteligente pdf

El margen de seguridad es la diferencia entre el valor intrínseco de una acción y el precio de ésta. En ocasiones, el mercado sobre-reacciona y valora una acción muy por debajo de su valor real; es en ese momento cuando surge la oportunidad para un inversor en valor.

Un ejemplo más sencillo para entenderlo pueden ser los pisos. Si un piso es capaz de generar un alquiler de 1.000 euros al mes tendrá un valor intrínseco por su capacidad de conseguir beneficios. Seguramente, si el mercado inmobiliario no está de moda porque los inversores prefieren invertir en acciones de empresas tecnológicas, podamos encontrar el piso muy barato. Si el piso tuviera un valor intrínseco de 150.000 euros gracias a su capacidad de generar rentas y se vende a 75.000 euros, está claro que existe un margen de seguridad y supondría una buena inversión value. En el caso de las acciones, el concepto es similar.

A lo largo de El inversor inteligente Benjamin Graham detalla cómo encontrar empresas infravaloradas con margen de seguridad y pone ejemplos de empresas de su época. Además, en la versión actualizada podemos leer comparaciones de Jason Zweig y ejemplos más cercanos en el tiempo, especialmente de la burbuja puntocom del año 2.000.

Conclusión

El libro de Benjamin Graham está lleno de conceptos e ideas esenciales para entender el value investing. Es un libro algo denso y quizá difícil de leer para aquellos que no han leído nunca nada relacionado con La Bolsa o la inversión.

Para Warren Buffett, comprar El inversor inteligente es la mejor inversión que ha realizado en su vida y en todo momento tiene un recuerdo para Benjamin Graham. Es habitual encontrar citas a éste en sus cartas a los inversores o en sus charlas y discursos.

En mi opinión, El inversor inteligente es un libro imprescindible para un inversor a largo plazo y, especialmente, para aquellos interesados en el value investing.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *