Promediar a la baja con acciones

Estudiamos el mercado, vemos una acción que nos interesa, reparte dividendos, tiene buen balance  y está a buen precio. Decidimos comprar y nos encontramos que un mes después la acción cotiza un 15% más barata. Nuestra cabeza empieza a dar vueltas. ¿Vendo por si la empresa baja más? ¿Mantengo las acciones y me espero a recuperar lo que he perdido para vender y olvidarme? ¿O quizá sea mejor comprar más acciones ya que la empresa está a un precio atractivo? Hoy vamos a contestar a la última cuestión teniendo en cuenta que somos inversores a largo plazo. Para el trading, como bien dicen los expertos, no se debe promediar a la baja.

Promediar a la baja con acciones: cuándo sí hacerlo.

Cuando invertimos a largo plazo siguiendo una estrategia buy & hold sí tiene sentido promediar a la baja. Si nuestra estrategia es b&h entendemos que, a largo plazo, nuestras acciones tendrán un valor mayor que en el corto plazo y, por tanto, ganaremos dinero. Si compramos una empresa que cotiza a 10 euros y, en ese momento, consideramos que la acción está barata y que es una inversión rentable, si la empresa baja a 9 euros y promediamos, ¿la inversión será más o menos rentable a largo plazo? La respuesta está clara, si las condiciones no han cambiado, será más rentable.

Existen cientos de motivos por los que una acción puede bajar, pero vamos a ver casos en los que el precio de las acción desciende y la empresa sigue siendo atractiva:

Empresa en crecimiento que no cumple con las expectativas un trimestre:

Las empresas con un fuerte crecimiento suelen sufrir bajadas en la cotización si no cumplen con las expectativas ya que suelen estar a PERs altos. Si una empresa no cumple con las expectativas de forma temporal, ya sea por haber hecho una fuerte inversión en el crecimiento futuro o por las ineficiencias iniciales que esto conlleva, promediar puede resultar interesante.

Sectores que no están de moda:

Es importante distinguir un sector que no esté de moda con un sector en declive. Durante la burbuja tecnológica de finales de siglo XX las acciones de empresas tradicionales pasaron de moda y se podían encontrar precios atractivos para invertir. Aunque las acciones de las empresas de alimentación estuvieran pasando por horas bajas, estaba claro que en 2020 seguiríamos comiendo, por lo que no estábamos ante un sector en declive, sino ante un sector fuera de la moda del momento.

Un ejemplo muy claro es Berkshire Hathaway de Warren Buffet. En 1998 hacía máximos en 78.305 dólares para bajar hasta 44.000 dólares a comienzos del 2000 (hoy en día cotiza a 169.000) ¿Por qué bajaba Berkshire?, ¿íbamos a dejar de beber Coca Cola o de necesitar seguros en el siglo XXI? Para nada, pero la atención del mercado estaba en la tecnología y las acciones de muchas empresas bajaban de precio mientras su negocio permanecía estable o mejoraba. En casos como éste promediar a la baja suele ser provechoso.

comprar acciones cuando bajan

Promediar a la baja: Cuándo no hacerlo:

Cambio de regulación:

En este caso vamos a imaginar que compramos una empresa eléctrica. Con unos beneficios estables y que crecen de forma permanente aunque moderada, deuda bajo control, dividendo alto y PER bajo, compramos a 10 euros. Sin embargo, un mes después cambia la regulación y los beneficios de la empresa van a quedar reducidos a la mitad de forma permanente. En este caso, aunque el precio de la acción baje a 9 euros, la empresa está más cara que cuando la compramos, pues las circunstancias han cambiado para peor. En este caso, no es recomendable promediar a la baja e incluso podría ser bueno vender la acción, aunque estemos en una estrategia Buy & Hold.

Empresa considerada de crecimiento que deja de crecer:

Este ejemplo parece similar al ejemplo puesto en los casos que sí se puede promediar, sin embargo, es diferente.  En el primer ejemplo la empresa no crece lo suficiente por la fuerte inversión. En este caso, la empresa, manteniendo la inversión deja de crecer. Por ejemplo, tenemos una empresa retailer que va aumentando el número de tiendas a buen ritmo. Sin embargo, las ventas en tiendas comparables empiezan a bajar. Esto nos da muestras de que los productos de la empresa son menos demandados y es posible que la expansión no vaya tan bien como se esperaba.

Sector en declive:

Este caso también es diferente al sector que no está de moda. El sector de la alimentación estará de moda o no, pero comer no pasa de moda. Aunque las acciones relacionadas con la alimentación bajen temporalmente, éste nunca será un sector en declive.

Una empresa que podíamos identificar que pertenecía a un sector en declive puede ser Blockbuster. Salta a la vista que con internet y, anteriormente, el “Top Manta”, los videoclubs pasarían pronto a mejor vida. Este es un claro ejemplo de sector en el que no promediar.

no promediar a la baja

Si nos fijamos,  la tecnología es un factor importante. En la alimentación no influye y, si en algún momento influyera, no sería para sustituirla. Por poner un ejemplo de sector que está en declive, creo que pueden ser las papeleras. No cabe duda que en 20 años seguiremos utilizando papel, pero con los emails, la nube, ebooks, catálogos online, etc. creo que las ventas de papel en Occidente serán menores. Ojo, digo Occidente, pues en Oriente la población es tan grande y tienen tanto por crecer, que puede ser que su consumo aumente.

El mercado no considera el papel una inversión de mucho futuro y, por eso, podemos encontrar empresas muy rentables del sector a precios bajos. Yo estoy más a gusto fuera de este sector, pues considero que está en declive y no fuera de la moda. Obviamente, también hay quien piensa que es algo pasajero y que nos encontramos ante un sector pasado de moda.

 Conclusión:

Promediar a la baja sí es una estrategia aceptada dentro de la inversión a largo plazo. Promediar resulta interesante siempre y cuando las condiciones por las que invertimos originalmente no hayan cambiado para peor. Obviamente, también debemos tener en cuenta la liquidez, nuestra capacidad inversora y la diversificación de nuestra cartera.

One Comment

  1. Muy bueno el artículo, muchas gracias. Yo al principio no promediaba por lo que escuchaba en la radio y por ahí, pero ahora me encanta. Promediar en los últimos años me ha hecho ganar mucho diner jejeje. Un saludo-

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *