CFDs: Cómo funcionan y qué son: Contratos Por Diferencias

Los CFDs son un instrumento de inversión/especulación que se ha puesto muy de moda entre los traders en los últimos años. Debido a ello, cada más brokers ofrecen la posibilidad de operar con CFDs y son muchos los traders los que se lanzan a especular con CFDs sin saber muy bien qué son o cómo funcionan.

Lo primero que necesitamos para poder operar con CFDs es darnos de alta en un broker o proveedor. Gracias a ellos, podemos hacer trading, y operar con apalancamiento. Por ello, vamos a ver primero cómo funcionan los brokers, qué brokers ofrecen un buen servicio y, posteriormente, cuestiones básicas sobre los Contratos por Diferencias.

Elegir un proveedor de CFDs

Selecionar un buen proveedor de CFDs es imprescindible. Para ello, debemos fijarnos en varias cosas.

1. Que el broker esté supervisado por una entidad de prestigio. Por ejemplo, la FCA británica o CNMV española.

2. Que no cobre comisiones y que sus spreads sean bajos.

3. Que permita un apalancamiento amplio.

¿Y qué brokers cumplen con estas caracterísiticas. Hay varios, pero uno de los que tiene las mejores opiniones y mayor prestigio con este tipo de derivados financieros es Plus 500. Por ejemplo, Plus 500 no cobra comisiones y permite un apalancamiento de 1:200. Esto quiere decir que si haces un ingreso de 200 euros, puedes operar con 40.000.

Puedes leer más sobre Plus 500 pinchando aquí.

Qué son los CFDs y cómo funcionan

Para contestar esta pregunta vamos a ver un pequeño fragmento del libro de trading llamado Operar en Bolsa: Manual de Trading, en el que se explica de forma básica qué son los CFDs y cómo funcionan.

“Son Contratos por Diferencias. Es decir, el beneficio o la perdida estarán en la distancia entre donde se compra y después de vende, y viceversa. Permite conseguir beneficios gracias a los movimientos en el precio de los valores sin que estemos obligados a tener en propiedad el activo subyacente, aquel que usa para calcular su precio. El subyacente en el que se basa pueden ser acciones, índices bursátiles, materias primas, divisas, etc.

Operar con CFDs une la sencillez de la operativa con acciones con la utilidad de operar con derivados.

Nos podemos poner alcistas o bajistas con ellos. Si lo hacemos sobre acciones nonecesitamos poseer la acción. Basta poner en el broker la garantía que nos pide. Ello nos permitirá poder operar de manerda más eficiente en el mercado, con menos dinero; consiguiendo los mismos resultados que si fuesemos poseedores de acciones.

Por tanto, el CFD tine un subyacente al que se vincula. Son la alternativa a los futuros y a los warrants y como ellos están apalancados (de ahí su peligro).

El contrato se formaliza ante el inversor y la entidad financiera que los emite. No ocurre como en los futuros donde los contratos finalizan y si deseas continuar en tu posiión de compra o venta tienes que cambiarte. Aquí eres tú el que decide cuándo entrar y cuándo salir.

 qué son los cfds

La parte que más me costó entender cuando los CFDs de Bolsa aparecieron en España, fue su coste. Al ser emitidos por una entidad, ésta normalmente nos cobra por la compra del producto, pidiéndonos el interés correspondiente por prestarnos el dinero para comprar lo que deseamos. Podemos decir que entidades como IG Markets, Saxobank, Interdin o Renta 4 funcionan de forma parecida a la que lo hace un banco con tu hipoteca. Pero si tomas posiciones bajistas, entonces tú vendes para luego, se supone, comprar; con esta acción son ellos los que tienen que abonarte a ti el interés acordado.

Los CFDs se pueden realizar como subyacentes sobre índices bursátiles, materias primas, divisas, opciones, y es interesante estudiar la letra pequeña de estos y las comisiones que cobran las entidades. Debo recordarte que siempre es muy importante comparar precios y observar quien cobra menos por el mismo servicio.”

Conclusión:

La autora del libro explica que es fácil operar con CFDs, y seguramente sea eso donde esté su peligro, junto con el apalancamiento. Con los Contratos por Diferencias se puede ganar dinero de forma rápida y fácil. Sin embargo, también se puede perder de la misma manera. Es importante entender el concepto de apalancamiento, y la importancia de que el CFD depende de un activo subyacente. Aunque tú no seas poseedor de ese activo, tu rentabilidad o tu pérdida irá muy ligada a su destino.

Para minimizar los riesgos de este producto derivado, muchos traders utilizan una herramienta muy útil llamada stop loss. Un stop loss es una orden que podemos dar al broker para que cierre nuestra posición una vez llegue a determinado precio. De esta forma tienes controlado cuánto dinero estás dispuesto a perder, mientras que puedes dejar correr las ganacias. .

Si te interesa el trading, puedes leer más sobre Forex, ver las tarifas de los mejores brokers del mercado y también puedes ver los mejores brokers de CFDs aquí.

Si quieres comenzar a operar, puedes darte de alta en Plus 500 pinchando aquí.

Además, también puedes comprar el libro Escuela de Bolsa. Manual de trading

En el momento de escribir este post soy afiliado de varios brokers, por lo que me podría beneficiar si te das de alta en alguno.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *