Libertad financiera

Posted by on Feb 9, 2014 in Estrategia Buy&Hold, Inversión a largo plazo en Bolsa | 4 comments

La libertad o independencia financiera es un concepto para referirse a la situación en la que una persona tiene todos sus gastos cubiertos sin necesidad de trabajar. Es decir, una persona libre financieramente obtiene una serie de ingresos mensuales que no dependen de su trabajo y que le permiten mantener su nivel de vida de forma sostenible.

Cómo alcanzar la libertad financiera

Si queremos vivir sin la necesidad de trabajar (lo que no quiere decir que tengamos que dejar de trabajar pues hay gente que disfruta con su trabajo) debemos crear una serie de ingresos constantes que no dependan de nuestro esfuerzo. Llegar a la libertad financiera no es algo rápido, pero si somos constantes es posible conseguirlo. Para ello, basarnos en tres pilares básicos:

Ahorro:

Si no ahorramos no podremos invertir nuestro dinero o emprender negocios, por lo que es indispensable ahorrar. Obviamente cuanto más ahorremos mejor y cualquier cantidad, por pequeña que sea, es importante.

Hay casos en los que es difícil ahorrar por circunstancias laborales (desempleo, salario reducido, la empresa no paga, etc.) o por otro tipo de circunstancia (estamos a cargo de una persona dependiente, necesitamos una medicación especial, etc.) sin embargo, siempre es posible recortar de algún lado. Si estamos acostumbrados a tomarnos un café todos los días en el trabaj0 (1 euro al día) y comer en un restaurante de la zona (10 euros al día) suponiendo que trabajemos 20 días a la semana nos estamos gastando 220 euros. Si dejamos el café y nos llevamos la comida desde casa, ahorraremos al menos 100 euros mensuales que podemos utilizar para invertir y alcanzar la libertad financiera.

Existen otros mucho pequeños gastos que podemos recortar para ahorrar (tarifa de móvil más barata, seguro de coche más económico, usar menos el coche, tabaco, alcohol,  etc.) pero debemos hacerlo con cabeza. No se trata de vivir mal y cansarnos rápido de ahorrar, sino de mantener un nivel de vida similar recortando en cosas prescindibles.

También podemos tratar de incrementar nuestros ingresos para dedicarlos al ahorro. Podemos intentar conseguir un segundo empleo, hacer horas extra (remuneradas obviamente) o algo bastante más sencillo, como vender cosas que no necesitemos en páginas como Ebay o incluso en la calle. En los últimos años, los mercadillos de vecinos se están poniendo de moda en España.

Formación:

La formación es necesaria antes de empezar a invertir pues no podemos comenzar a invertir sin más y esperar tener éxito. Debemos aprender cómo invertir y en qué invertir. Para ello, debemos formarnos ya sea realizando cursos, leyendo libros o siguiendo webs de inversión.

Si en el punto anterior (ahorro) buscábamos fórmulas para no gastar dinero, en éste punto no debemos escatimar. Gastar dinero en formación no es un gasto, es una inversión y no debemos dejar de hacerlo. Gastar dinero en café no te acerca a la libertad financiera, gastar dinero en un libro de Bolsa o emprendimiento sí te acerca. Uno de los mejores inversores de mayor éxito de la historia, Warren Buffett dice que su mejor inversión fue la compra de un libro llamado El Inversor Inteligente.  Si alguien como Buffett recomienda invertir en nuestra formación, debemos hacerle caso.

Inversión:

Cuando hemos sido capaces de ahorrar dinero y nos hemos formado lo suficiente, debemos empezar a invertir. La inversión es la que nos dará la libertad financiera en el futuro pues, el dinero que empleemos en invertir deberá trabajar para nosotros y darnos rendimientos sin que nosotros hagamos nada.

Para alcanzar la independencia financiera podemos invertir nuestro dinero en diferentes activos:

– Acciones cotizadas en Bolsa:

La inversión en Bolsa es la especialidad de este blog, por lo que puedes navegar a través de él para  aprender y tomar ideas.

La inversión en Bolsa a largo plazo ha demostrado ser la más rentable de todas las inversiones en productos financieros, además de la más segura. Puede parecer una contradicción, pero numerosos estudios demuestran que es así. En el largo plazo el nivel de vida mundial mejora, las empresas venden más y esto se refleja en La Bolsa que tiene una tendencia alcista desde sus comienzos. Existen momentos de crisis pero siempre se han superado y, salvo que cambien mucho las cosas, siempre se seguirán superando.

Cuando pensamos en Bolsa lo primero que se nos viene a la cabeza para ganar dinero es que las acciones que compramos subirán de valor para ganar dinero. Ésta es una forma de inversión, pero es difícil y, además, requiere de nuestro trabajo pues tenemos que comprar y vender continuamente. Por ello, la mejor estrategia para un inversor a largo plazo y que quiere vivir de las rentas es el Buy and Hold.

La estrategia Buy and Hold consiste en comprar acciones de empresas que, a ser posible, repartan dividendos para mantenerlas de forma indefinida. Con esta estrategia ganaremos dinero por la revalorización de nuestra acciones a largo plazo (si hemos elegido bien) pero, sobre todo, ganaremos dinero por los dividendos que reparten estas empresas.

Los dividendos son uno de esos ingresos que obtenemos sin necesidad de mover un dedo. Es la empresa y sus empleados los que trabajan y nosotros nos dedicamos solamente a mantener las acciones y a cobrar. En ocasiones a este tipo de ingreso se le llama ingreso pasivo, pues no requiere actividad por nuestra parte, aunque ese término no me convence mucho.

Una de las principales ventajas que tiene el cobro de dividendos y que convierte a La Bolsa en la mejor inversión a largo plazo, es la posibilidad de reinvertirlos. Si cuando cobramos nuestros dividendos los invertimos en nuevas acciones, al cabo de 20 años, nuestro patrimonio será el doble que si no los invertimos. Con el paso del tiempo, el efecto del interés compuesto y de la reinversión hace que existan grandes rentabilidades (si lo hacemos bien, claro). A continuación podéis ver una gráfica de la rentabilidad de La  Bolsa a largo plazo sin reinvertir los dividendos (línea roja) y reinvirtiéndolos (línea azul).

Rentabilidad reinviritendo dividendos e el SP500

Al invertir en Bolsa con la idea de vivir de los dividendos debemos tener claro que, durante los primero años, siempre debemos reinvertirlos y, una vez hayamos alcanzado la liberta financiera, podremos utilizarlos para nuestros gastos.

– Inversión inmobiliaria:

Es una de las formas de inversión más habituales entre las personas con ahorros. Consiste en  comprar un piso o un local comercial para alquilarlo. Este tipo de inversión no requiere mucha explicación. Sin embargo, aunque es un buen sistema y necesario en una persona que tiene ingresos diversificados (es decir, de diferentes orígenes como La  Bolsa, negocios propios o pisos) no es el más rentable salvo que acertemos muy bien en el momento de compra.

Un piso nos genera unas rentas periódicos sin necesidad de trabajar, pero requiere nuestra atención para la reparación y mejora de éste (electrodomésticos que se averían, pintar las paredes o derramas en la comunidad de vecinos). Por tanto, en ocasiones nos llevará tiempo y unos gastos que por ejemplo las acciones no tienen. Aun así, es una inversión rentable a largo plazo y a la cual, un inversor que se especialice puede conseguir una buena rentabilidad.

También es posible invertir en otros inmuebles como plazas de aparcamiento que no requieren mantenimiento ni atención.

– Emprender o comprar un negocio:

Seguramente sea una de las formas más difíciles  pero, para aquellos que disfrutan del camino y les gustan las aventuras puede ser la más divertida y la más rentable. A pesar de que La Bolsa es la inversión más rentable a largo plazo, crear nuestra propia empresa puede ser mucho más rentable, si sale bien. El problema es que no es fácil conseguir el éxito emprendiendo y la mayoría de las empresas que se crean acaban cerrando.

A la hora de emprender pensando en alcanzar la libertad financiera es importante planear un sistema para que la empresa se gestione en el futuro sin nuestra intervención directa. Si montamos un negocio en el que nos dedicamos a hacer algo que depende exclusivamente de nosotros jamás podremos vivir de las rentas, pues sin nosotros no hay negocio. Por ello, debemos crear negocios en los que, llegado el momento, podamos delegar en otras personas.

Si no somos creativos, podemos invertir en negocios de otras personas, ya sea comprando la totalidad o una parte, abriendo una franquicia o invirtiendo a través de redes como los business angels.

Emprender es la opción más dura de todos, pues requiere de gran esfuerzo y trabajo personal (comprar un piso o acciones no requiere más trabajo que la formación necesaria para hacerlo bien) y en este caso el éxito  no está asegurado, pero sin duda es la más gratificante y la más rentable si las cosas nos salen bien.

– Crear algo que se venda solo:

Este tipo de inversión también requiere mucho esfuerzo. Lo considero una inversión pues crear algo sin gastar dinero no suele ser posible ya que, al menos, debemos invertir en nuestra formación para crear ese algo.

En este campo las creaciones más habituales son canales de Youtube, blogs,  libros, canciones y patentes.

Un canal de Youtube puede crearlo cualquiera. Si somos buenos en algo podemos subir videos y monetizarlos. De esta forma el trabajo lo tendremos que hacer en la creación de los vídeos, pero un vez subidos no es necesario hacer más.

Algo parecido sucede con los blogs, aunque en este caso suele ser necesario actualizarlos.

Escribir un libro es más difícil. Tenemos que ser buenos en ello, pero si tenemos esa suerte, una vez escribimos un libro no tenemos que hacer más que promocionarlo. Además, con webs como Amazon cualquiera puede vender su libro en cualquier rincón del mundo.

Lo mismo sucede con la música. Son pocos los que pueden crear canciones, pero si podemos es un buen ingreso pasivo. La vía para conseguir beneficios es mediante los derechos de autor e incluso los vídeos de Youtube que hemos visto. ¿Sabéis quien es El Koala? Es el que cantaba lo de “Opá yo viazé un corrá”. Bien, pues alguien que era totalmente desconocido consiguió millones de reproducciones de sus vídeos y, por tanto, dinero sin tener que trabajar después de hecho el vídeo.

Crear y registrar una patente también es difícil, pero hay gente capaz de hacerlo. Si es nuestro caso es una fuente más de ingresos pasivos para conseguir nuestra libertad financiera.

– Otro tipo de inversiones:

Existen más posibilidades de inversión como las obras de arte o los sellos, pero no nos generan rentas. Los sellos pueden subir de precio, pero no ponen dinero en nuestra cuenta a fin de mes como lo hace un alquiler o los dividendos. Por ello, no lo considero una inversión interesante para alcanzar la independencia financiera salvo que seamos muy expertos en el campo.

Conclusión:

Sí es posible alcanzar la libertad financiera y vivir de las rentas. Mucha gente lo ha conseguido y vive sin trabajar y, otra mucha que, aunque podría vivir de las rentas, sigue trabajando.

Conseguir la independencia financiera lleva tiempo y trabajo, no es fácil, pero es lo que sucede con las cosas buenas. Nadie ha conseguido un cuerpo escultural sin ir al gimnasio y una dieta sana, nadie se ha sacado una carrera difícil sin estudiar mucho. Como estos hay muchos más ejemplos que tienen un denominador común, alcanzar nuestros objetivos requiere esfuerzo, sacrificios y tiempo, por eso no todo el mundo llega, pero todo aquel que se esfuerza y no abandona, lo consigue.

Robert Kiyosaki en su libro Padre rico. Padre pobre (Nueva edición actualizada). Qué les enseñan los ricos a sus hijos acerca del dinero, ¡que los pobres y la clase media no! da muchas claves de cómo conseguir la libertad financiera.

4 Comments

  1. Muy buenas, estaba leyendo este artículo y mezclando un poco el tema de la inversión buy amd hold que podría ser la más rentable a largo plazo, con el tema de la libertad financiera, me pregunto que estrategia sería la más indicada para ir consiguiendo líquido para poder conseguir esa libertad, ya qeu si se realiza la inversión buy and hold y además se reinvierten los dividendos para gestionar el interés compuesto, ¿cómo obtendremos líquido para sufragar los gastos habituales si no utilizamos algun tipo de inversión a corto plazo?
    Gracias y saludos

    • Hola fran,

      Buena pregunta. Para los gastos habituales debemos dedicar parte de nuestros ingresos habituales (por lo general, el salario). La parte a dedicar para la inversión tiene que salir del ahorro y por tanto, podemos aumentarlo reduciendo gastos o aumentando ingresos. Los ingresos laborables se pueden aumentar con algún tipo de variable. Otra forma de conseguir ingresos es vender cosas que no necesites y que tengas en casa. Por otra parte, puedes reducir gastos como ves en la entrada, con el cuidado de no pasarnos y reducir nuestra calidad de vida.

      En cuanto a obtener dinero mediante el trading es una buena forma si tienes un sistema que de beneficios. Lo que es importante es que no sufragues tus gastos a corto plazo pues sino con una fuente estable pues, si alguna operación te sale no tendrás con que cubrirlos.

      Saludos.

      • si pero si los gastos tienen que salir del salario, poca libertad financiera tendremos, ya que tendremos que trabajar y de las ventas pues poco vamos a obtener tambien.Asi que la unica opcion que veo pues es como dices buscar un sistema de trading que nos aporte liquidez para el dia a dia. en fin complicada la libertad financiera

      • Conseguir la libertad financiera es difícil y supone un esfuerzo grande, ya sea porque debemos aumentar los ingresos o disminuir los gastos y porque debemos invertir el dinero con acierto y paciencia. Por ello, la mayoría de la población no lo consigue, pero sí que es posible alcanzarla con esfuerzo y paciencia.

        Saludos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Inversor Culturista y la libertad financiera | Invertir Bolsa y Dinero - […] inversores en Bolsa que tratan de conseguir la independencia financiera tienen mucho en común con aquellos que quieren conseguir…
  2. Harold Alfond: de 1.000 dólares a 3.500 millones | Invertir Bolsa y Dinero - […] es un blog de inversión en Bolsa, pero también hablamos de cómo conseguir la libertad financiera que muchos ansían.…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *