Cómo ganar dinero copiando ideas de los demás: ejemplos

Posted by on Feb 21, 2015 in Acciones de crecimiento | 6 comments

He hablado varias veces de cómo me fascina que los inversores tengamos la oportunidad de poder invertir como los mejores gestores e inversores de la historia, gracias a que estos ponen sus pensamientos por escrito. Ya escribí un artículo en el que hablaba sobre ello en el que decía que los libros eran el mejor value investing, pero es que no puedo más que reafirmarme al ver que, en la práctica, gano dinero por el simple hecho de aplicar las ideas de otras personas que saben más que yo. Cada vez que pienso que he gastado (o mejor dicho, invertido) 20 euros en un libro que me ha hecho ganar cientos de veces su precio, no puedo más que sorprenderme. Por eso, en este artículo quiero poner ejemplos reales de inversiones en las que he ganado dinero, gracias a los que he leído en un libro.

Además, como humano que soy, aunque todo salga según la teoría del inversor al que sigo, a veces no me atrevo a dar el paso, o tardo demasiado en darlo, por lo que me pierdo la oportunidad. Por eso, también pondré algún ejemplo en el que sabía cómo funcionaba la teoría, pero me perdí los beneficios por esperar demasiado.

Adidas y Ken Fisher

Todo esto viene a cuento de que adidas ha anunciado esta semana está buscando nuevo CEO (gracias David por el aviso). Si sigues el blog sabrás que llevo tiempo siguendo a adidas, y que hace poco más de un mes dije que había comprado acciones. En ese post, y en anteriores y posteriores post de adidas, comparaba su situación con los Superstocks de Ken Fisher. Según Ken Fisher, un Superstock (una super acción en español) es la acción de una empresa de gran calidad, que cotiza a precios bajos por estar pasando por un mal momento. Fisher da una serie de pautas para determinar qué es una super empresa, y qué es cotizar a precios bajos. Además, explica los pasos que suelen darse en este tipo de empresas a la hora de recuperarse, volver a tener grandes beneficios y recuperar y superar su cotización anterior.

Según dice Ken Fisher, cuando una supercompañía está pasando por malos momentos, al principio la directiva intenta esconderlo. Sin embargo, con el paso del tiempo, se hace evidente. Como la presión a la directiva es grande, primero deciden sustituir a los responsables de grandes áreas por personas de éxito probado (como hizo adidas en Estados Unidos). Además, quieren quitarse el muerto de encima y reconocer todos los errores rápido, y apuntarse las pérdidas que sean necesarias para volver a tener beneficios pronto (como hizo adidas con su área de golf). Por último, el CEO es sustituído, y, si todo va bien, la empresa vuelve a su senda de crecimiento previa. Hasta ahora, todos los pasos se habían cumplido, y sólo faltaba la sustitución del CEO, que a mi personalmente no me gustaba nada, y que no gustaba tampoco a otros muchos inversores. Y precisamente, esta semana se ha anunciado que adidas está buscando un nuevo CEO. Aunque la recuperación de adidas no es completa todavía (de hecho, casi ni ha empezado, aunque parece que 2015 ha empezado bien para la empresa) sí que se han cumplido paso por paso todos los pasos (valga la redundancia) que explica Ken Fisher en su libro Superstocks.

¿Y qué ha pasado con la cotización de adidas? Desde el 14 de enero en el que escribí el artículo sobre sus problemas y mi compra de acciones, ha subido un más de un 20%, en gran parte porque se ha cumplido lo que dice adidas.

cotizacion acciones adidas 2015

Ojo, no escribo todo esto para decir lo bueno que soy. Primero, porque también me equivoco (sin ir más lejos, caí en la Telefónica que ahora debería estar pagando casi 2 euros de dividendo por acción y en Gowex), y segundo, porque lo único que hago es aplicar lo que dice gente que sabe mucho más que yo. Además, en este caso he tenido suerte con el timing. Adidas lleva un 22% en un mes, pero a pesar de que la empresa se estaba recuperando, el CEO podría haber anunciado la búsqueda de un sustituto dentro de un año, y la subida habría sido más suave. Por último, que suba en este mes no quiere decir nada. Yo compré adidas con intención de no vender, y puede que dentro de un año la acción esté muy por encima, o muy por debajo del nivel actual. La “gracia” del post y del ejemplo, es ver que lo que dicen estos grandes inversores sucede en la realidad y podemos aprovecharnos de ello.

AENA y Peter Lynch

Llevaba tiempo con ganas de poder acudir a una OPV de una empresa pública. El motivo, es que Peter Lynch dice que siempre (o casi siempre) se gana dinero. Esto se debe a que, como es el Gobierno el que decide que se saque la empresa a Bolsa, si la cosa va mal, perderán muchos votos, y si va bien, lo peor que puede pasar es que se queden como están. Además, hay otros motivos, como que una empresa que deja de ser pública empieza a ser mucho más eficiente, y sus beneficios (si los hay) tienen mucho margen de crecimiento.

copiar y ganar dinero

Sin embargo, tuve bastantes reparos con AENA. El principal es que la mayor parte de la empresa seguía en manos del Estado, que gran parte de sus aeropuertos dan pérdidas y es difícil que se puedan cerrar, y que tiene las tarifas congeladas hasta dentro de una década. Por todo ello, tenía previsto no acudir a la OPV de AENA. Sin embargo, tener la posibilidad de invertir en un monopolio que tiene inversiones hechas para muchos años, junto con los motivos que da Peter Lynch, me hizó decidir a última hora acudir a la OPV. Como todos sabemos qué ha pasado con AENA, no es necesario poner el gráfico.

Viscofan, Lindsay Corp. y Philip Fisher

Philip Fisher (padre de Ken Fisher) era un gran inversor en empresas en crecimiento. Entre las diferentes estrategias que tenía, estaba la de invertir en compañías que hubiesen invertido fuertemente en hacer crecer su negocio, pero que todavía no estuviesen obteniendo resultados de esta inversión. Según Fisher, cuando una empresa invierte en crecer, muestra unos números “más feos” de los que tiene habitualmente, pues sale dinero de la empresa, o tiene que endeudarse, y no se ven entradas de dinero mayores hasta tiempo despues de que los proyectos ya estén en funcionamiento. Además, poniendo el ejemplo de empresas que ponían fábricas nuevas, Fisher decía que estas inversiones no daban resultados desde el primer momento, pues en los primeros meses suele haber muchas ineficiencias.

En marzo del año pasado hablé de Viscofan, y de sus inversiones en Uruguay y China. En ese momento Viscofan acaba de abrir sus nuevas plantas en China y Uruguay. Sin embago, dos noticias tan positivas como éstas no conseguían tirar de la acción, que llevaba varios meses bajando. Desde el día en que publiqué el post, esto es lo que ha hecho la cotización.

cotización viscofan acciones en Bolsa

El caso de Viscofan era un caso de libro (literalemente). En su libro, Acciones Ordinadiras y Beneficios Extraordinarios, Philip Fisher explica un caso muy similar a este de una empresa que construye nuevas fábricas, en el que se dan los mismos pasos que se dieron en Viscofan. Sin embargo, y a pesa de saber la teoría, me quedé fuera de Viscofan. Quería entrar, pero me parecía que no estaba especialmente barata, y la esperé en 35 euros, pero nunca llegó tan abajo.

Ahora, me encuentro con un caso bastante similar (Lindsay Corp. de la que he hablado estos días). No está barata por ratios tradicionales, como no lo estaba Viscofan, pero teniendo en cuenta su crecimiento, no está cara. Además, su cotización lleva un tiempo en tierra de nadie, y la empresa ha invertido fuerte en compañías que le hacen mejorar su posición en el mercado, y en una gran fábrica fuera de su mercado nacional, que le debe hacer crecer. Así que en estos momentos me encuentro en la incertidumbre de hacer caso a la teoría, que siempre que la he aplicado, me ha funcionado, o a la prudencia, que no me ha ido demasiado bien por el momento.

Conclusión:

Muchos grande inversores han descrito, paso por paso, situaciones favorables de inversión que se dan a menudo hoy en día. Por el simple hecho de conocer lo que piensan estos inversores, podemos ganar mucho dinero (y también perderlo, claro.

Suele suceder, que cuando sigo las ideas de algún gran inversor, me va bien, y cuando no las sigo, no me va también. Es por eso por lo que en el blog, y en mis inversiones, trato de ver qué harían estos maestros de la inversión. Sin embargo, copiar ideas no es copiar actos. Nunca copiaría las inversiones de un gran inversor sin hacer un análisis previo. Por eso mismo, creo que no es una buena idea hacer exactamente lo que hacen otros inversores, y mucho menos, hacer lo que dicen blogueros o foreros como yo. Lo que´si me parece una buena idea, es copiar los razonamientos que se basan en hechos reales.

Lo que hemos visto son solo algunos ejemplos, pues hay cientos. Además, hay decenas de libros, a parte de los mencionados, donde pondemos aprender de inversión y ver situaciones que se dan en la realidad.

Por si quieres comprar alguno de los libros que he mencionado, te dejo unos enlaces.

Puedes comprar el libro Superstocks de Ken Fisher (en inglés) que me ayudó a invertir en Adidas pinchando aquí.

Puedes comprar el libro Beating the Street de Peter Lynch (en inglés) que me ayudó en la compra de AENA pinchando aquí, o puedes comprar su libro Un Paso por Delante de Wall Street (en español) pinchando aquí.

Puedes comprar el libro Acciones Ordinarias y Beneficios Extraordinarios de Philip Fisher (en español) que me dio la idea de invertir en Viscofan pinchando aquí.

Si compras alguno de los libros utilizando estos enlaces, a mi me dan un 10% del precio de compra, y a ti no te cobrarán más. De esa forma, si te interesa algún libro, me ayudas a mantener el blog.

Si te ha gustado este artículo puedes regalarme un click en los iconos de redes sociales de abajo, dejar un comentario, poner un enlace a este post desde otras webs o suscribirte para recibir un email cada vez que escriba una entra nueva poniendo tu email en la parte superior derecha de la página.
              

6 Comments

  1. Gran artículo con buenos ejemplos.
    Apunto los libros para futuras lecturas.
    Un saludo,
    Dividendo en acción

    • Gracias Dividendo en acción.

      Saludos.

  2. Otro gran post, has encontrado 2 buenas oportunidaded en un mes, eso es lo difícil, aplicar la teoría a la practica, enhorabuena.

    Como idea te dejo algo que me ronda la cabeza, a ver si investigo un poco: las calderas de biomasa y por otro lado la comida 2.0 pero de estas ultimas no he visto que coticen en bolsa todavía, el ejemplo principal es Soylent.

    Un abrazo.

    • Gracias Graham.

      No sabía nada de alimentación 2.0. He mirado Soylent, pero me sigo quedando con un chuletón 😉 Si analizas las empresas, dime tu opinión de ellas.

      Un abrazo.

    • Os presento una empresa de comidas, desde luego no es la 2.0 si acaso la o.7 je,je,je algunos ya la conocen y se llama HMR y cotiza en el MAB de Españistán.

      Sigue ahí, pasando inadvertida desde su salida a Bolsa, a ver si en breve (se ha metido en obras para ampliar su cadena de producción) nos presenta ya datos y cómo va el tema de las nuevas franquicias y el avance del Plan de Negocios para este 2015. Tengo esperanzas con ella.

      Saludos

      PD: para lso que tenemos mal la vista leer este blog en la web y no digo ya en el móvil se hace bastante complicado, la combinación de contrastes / tamaños no es la ideal, pero vamos como la mayoría de la población no es cegata pues nadie lo nota 😉

      • Hola berebere. De comidas 1.0 sí que entiendo un poquito más. Tengo el MAB bastante abandonado, y la mayoría de los inversores también. Es en esos casos es cuando suele haber ineficiencias en el mercado y aparecen grandes oportunidades de inversión.

        No conozco mucho a la empresa, pero está claro que siempre vamos a comer, así que si la empresa es buena, te puede salir bien. Mucha suerte con ella 😉

        En cuanto a la letra del blog, no sé si puede hacerse con el móvil, pero con la tablet o con el odenador puedes hacer zoom para verlo mejor. Además, el color de los comentarios no se puede cambiar, o al menos yo no sé hacerlo. Espero que con lo del zoom puedas verlo un poco mejor.

        Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *