La tecnología del éxito; por Guy Spier

Posted by on Nov 12, 2014 in Análisis fundamental, Formación Bolsa | 7 comments

Guy Spier es un value investor que gestiona un fondo de millones de dólares. El fondo de Spier bate al mercado a largo plazo y sigue una filosofía value pero, a pesar de ello, Spier no siempre fue un brillante inversor en valor.

Cuando era joven aspiraba a ser como Gordon Gekko (si no sabes quien es, es el protagonista de la pelicula Wall Street) y estuvo cerca de conseguirlo, pues llegó a trabajar en una empresa similar a la del protagonista de El Lobo de Wall Street. Era tan similar, que gran parte de los directivos acabaron en la cárcel. Sin embargo, estando en esa compañía y viendo las malas prácticas que había, se dio cuenta de que eso no era lo que él realmente quería. Entonces descubrió a Warren Buffett y, según sus propias palabras, cayó enamorado de él.

Desde el momento en que descubrió a Buffett, leyó todo lo que caía en sus manos sobre El Oráculo de Omaha. Su intención era aprender lo máximo de él, de forma que, cuando tenía que tomar una decisión, trataba de pensar qué haría Buffett en su lugar. La pasión de Pier por Buffett funcionó, y ahora es uno de los inversores en valor más exitoso y admirado del mundo.

Como Guy Spier es ahora un referente para muchos, fue invitado a dar una charla en Google. He de decir que yo conocía algo de Spier, pero sólo había leído sobre él, nunca le había oído hablar. La charla de Spier en Google me cautivó, y es por eso que escribo este artículo sobre un concepto que explica en su presentación llamado: la tecnología del éxito.

La tecnología del éxito

Para Guy Spier, la tecnología del éxito tiene tres motores:

1. Componer la buena voluntad del ser humano.

2. El poder de la autenticidad.

3. La idea de la resonancia.

Componer la buena voluntad puede sonar algo raro, pero si estás en el mundo de la inversión a largo plazo seguro que no te pilla de nuevas la parte que hace referencia a “componer”. Según Spier, los humanos pensamos de forma lineal. Sin embargo, las inversiones, y muchas otras cosas, no crecen de forma lineal, sino que se componen.

interés compuesto

 

Guy Spier explica cómo, hace años, tomó la decisión de mandar notas de agradecimiento a las personas que conocía o hacían algo por él. Durante años, ha mandado 5 notas de agradecimiento al día, por lo que calcula que en estos momentos ha debido mandar más de 20.000. Gracias a un gesto tan sencillo y pequeño como éste, tuvo la oportunidad de conocer a Mohnish Pabrai, otro gran inversor en valor y, juntos, llegaron a cenar con Warren Buffett, tras hacer la mayor puja en una subasta benefica para cenar con El Oráculo de Omaha.

La mayor parte de las cosas buenas que me han pasado en la vida -incluidas las reuniones con grandes personas- son el resultado de componer la buena voluntad del ser humano.

cena benefica warren buffett con mohnish pabrai y guy spier

Mohnish Pabrai, Warren Buffett y Guy Spier

En cuanto al punto 3. Guy Spier explica la idea de la resonancia de la siguiente forma.

Si llenas una bañera y empiezas a dar golpecitos para hacer olas, incluso aunque golpees muy flojo, si lo haces de forma constante, conseguirás que, finalmente, todo el agua se convierta en una sola ola, de forma que se mueva de un lado para otro.

No puedo explicar esto, ni puedo apoyarme en la ciencia, pero creo que mucha de la gente que ha conseguido el éxito en la vida, lo que ha hecho es encontrar una forma en la que participar en el mundo en una frecuencia -y no sé qué significa esa frecuencia, pero es una frecuencia que resuena- y una vez que ha empezado a sentir que esa frecuencia resuena, las cosas se refuerzan a sí mismas. Y pasan cosas tremendas, como que Sara me llame para decirme: “¿Quieres venir para dar una charla en Google?”…

Esa idea de encontrar la frecuencia en la que puedo resonar en el mundo y el mundo me devuelve la frecuencia, es una idea muy cursi, pero ha resultado ser muy poderosa para mi.

guy spier invertir con éxito

Por último, para explicar el punto 2. autenticidad, cuenta la historia de cómo en sus primeros trabajos, aunque era bueno en ello, no se sentía a gusto haciéndolo y, por tanto, no era capaz de alcanzar el éxito. Para Spier, un ejemplo claro es la frase de Ghandi: “sé el cambio que quieres ver en el mundo.”

Tuve la suerte  de darme cuenta de que para mi era más valioso, y que viviría una vida con más sentido, si era auténtico y honesto conmigo mismo y con el mundo, que si trataba de pasar por alto cosas que hacía y que no me gustaban.

Reglas para que la tecnología del éxito funcione

1. Da primero y evalúa luego.

2. Muestra empatía.

3. Sé vulnerable.

4. Escribe notas de agradecimiento.

5. Rodéate de gente mejor que tú, y sólo podrás mejorar.

¿Cómo explica Guy Spier estas reglas? Para la regla “da primero y evalúa” luego, pone el ejemplo de los cócteles y eventos a los que acude:

Conoce a alguien, haz algo por él, y observa cómo responde.

El libro de Adan Grant Dar y recibir: Por qué ayudar a los demás conduce al éxito lo explica muy bien: están los givers (los que dan más de lo que reciben, los que disfrutan ayudando y explicando sus conocimientos) los takers (los que toman más de lo que reciben, no les gusta compartir y tratan de llevarse el crédito de los éxitos grupales) y los matchers (los que están en medio; tú haces algo por mí, yo hago algo por tí).

Cuando haces algo por alguien, te das cuenta muy rápido de si son takers, matchers o givers. Al principio, cuando empiezas a dar mucho, se te acercan todos los takers. Así que tienes que trabajar para alejarlos de tu vida. Pero después, con el tiempo -y estoy hablando de 5 a 10 años- me di cuenta de que estaba rodeado de givers, de gente que da, y esto establece las bases del éxito. Y hay una cosa de todo esto que me emociona. Todas las ideas que estoy explicando, nunca podría haberlas justificado ante un departamento de marketing, porque parece una pérdida total de dinero… Creerían que el horizonte temporal para recuperar la inversión está demasiado alejado, o que quizá nunca se recuperaría…

Muchas de las cosas que he hecho, no tenían ningún retorno. Sin embargo, con el tiempo, empecé a ver un pequeño retorno casi imperceptible. Si pensamos en términos lineales como la mayoría de la gente, no merecería la pena pero, si seguimos haciéndolo durante 10 años, la curva se hace mucho más pronunciada, y su crecimiento no es lineal, si no que la pendiente cada vez es mayor. Y cuando la gente se da cuenta, es 10 años después.

En cuanto a empatizar, cuenta que, unos semanas antes de la charla, tenía una entrevista con un periodista del Huffington Post. Según Spier, todo lo que tenía que hacer era hablar de su libro, pero le llegó “la inspiración divina” y, en vez de eso, le dijo a la periodista, “cuéntame algo de tí“. Estuvieron hablando media hora sobre dos libros que ella había escrito, quedaron para cenar, y ahora son amigos. Según Spier, de esa amistad pueden surgir muchas oportunidades.

Sé vulnerable. Seguramente sea la regla más rara de todas y hasta se puede no estar de acuerdo, pero la explicación de Spier tiene algo de sentido.

Cuando me siento en frente de mis socios y me dicen, “¿cuál es el proceso que sigues para vender acciones?” Les digo que tengo un proceso realmente malo. No sé como hacerlo bien y no creo que nadie sepa cómo hacerlo bien.

Según Spier, esto funciona sólo si estás en un ambiente de givers y, por eso, es tan importante seleccionar la gente de la que te rodeas.

El punto 4. ya lo hemos visto anteriormente y el 5. lo hemos visto en diferentes artículos, por lo que no necesitan mayor explicación.

Conclusión:

Me resulta curioso, y es otra cosa que me atrae mucho del mundo del value investing, esa tendencia hacia la racionalidad y las buenas prácticas. Obviamente nadie va a decir de sí mismo que es mala persona, pero la forma en que los mejores value investors se expresan y actúan, parece demostrar que hacen lo que dicen. Además, en la mayoría de los casos, vienen de ambientes contaminados y tras hacer cosas de las que se han arrepentido. Esto les ha transformado y les ha llevado hacia el value investing de forma que, además de sentirse mejor con ellos mismos, han tenido mayor éxito.

Por otra parte, voy a dedicar más tiempo a Guy Spier en general. En cuanto tenga tiempo me leeré su libro The Education of a Value Investor: My Transformative Quest for Wealth, Wisdom, and Enlightenment. Igualmente, publicaré algún artículo más sobre él en el blog. Hoy hemos visto la parte del vídeo que Spier dedica a cosas más allá de la inversión, aunque afectan a esta. En el próximo artículo veremos las mejores ideas de Spier sobre el mundo de la inversión (que no ideas de inversión).

Si te ha parecido un artículo interesante, puedes compartir este artículo en redes sociales pinchando en los iconos de abajo, puedes enlazar el post desde otra web, o puedes dejar un comentario con tu opinión.

7 Comments

  1. Dando, dando, dando…he compartido tu artículo, es una forma de dar lo que he recibido de ti. El artículo merece que se expanda por la red, muy bueno, además que sin conocer la filosofía de esta persona respecto a la vida, que no entro en su faceta inversora, es la que yo mismo práctico desde hace tiempo, y creo que muchos de los bloggers también hacen lo mismo, exponer sus conocimientos para los que los quieran adquirir.
    En realidad no ha descubierto nada nuevo, no se si alguno recuerda el refrán castellano: el que siembra vientos, recoge tempestades, pues en realidad es lo mismo, depende de lo que ofrezcas a los demás así serás recompensado…
    Un abrazo.

    • Hola Miguel,

      Me ha gustado lo que dices de lo que hacen/hacemos los bloggers de exponer sus conocimientos, y como eso es también una forma de dar. En mi caso, siento que con el blog he recibido mucho más de lo que he dado. Algún día hablaré de eso porque lo que recibido puede ser más o menos cuantificable. En todo caso, es curioso que, por el hecho de dar, he recibido más de lo que yo he dado.

      Conozco el refrán que dices. Tu idea me ha hecho buscar refranes sobre el tema, y he visto dos que me parece que describen muy bien la situación:

      Da y tendrás en abundancia. (Lao-Tsê)

      Dar y dar más es la única manera de tener y tener más. (Dale Carnegie)

      ¡Gracias por compartir! Un abrazo.

      • otra referencia más: “..Dad y os darán: recibiréis una medida generosa, apretada, remecida y rebosante. La medida que uséis la usarán con vosotros..” Lucas (6,38)

      • Y, además, se cumple.

  2. muy buen artículo, no conocía a Guy Spier y su filosofía de vida.

    Las “Reglas para que la tecnología del éxito funcione” las conocía desde hace tiempo, están dictadas de otra manera en La Biblia.

    Estoy convencido de que sí que funcionan, pero al principio es duro de seguir ya que no faltan los que se quieren aprovechar de tí (takers, los llama Guy). A la larga, igual que el interés compuesta y nuestra quería estrategía Buy & Hold, con paciencia y con tiempo, se ven los resultados.

    Saludos,
    jj

    • muy buen artículo, no conocía a Guy Spier y su filosofía de vida.

      Las “Reglas para que la tecnología del éxito funcione” las conocía desde hace tiempo, están dictadas de otra manera en La Biblia.

      Estoy convencido de que sí que funcionan, pero al principio es duro de seguir ya que no faltan los que se quieren aprovechar de tí (takers, los llama Guy). A la larga, igual que el interés compuesta y nuestra quería estrategía Buy & Hold, con paciencia y con tiempo, se ven los resultados.

      Saludos,
      jj

    • Coincidimos totalmente. Para recibir hay que dar y, además, sin interés.

      Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *