Cómo piensa Charlie Munger: resolución de los problemas

Posted by on Sep 16, 2015 in Pensamiento | 10 comments

Cómo piensa Charlie Munger: resolución de los problemas

Charlie Munger es un maestro de la inversión, pero no sólo de la inversión en activos, sino de la inversión de problemas. De hecho, en muchas ocasiones ha dicho que parte de su éxito como inversor se debe a que siempre le da la vuelta a las cosas. Según Munger, ésta es una forma muy eficaz y eficiente de resolver problemas y de tomar decisiones. Como las cosas se suelen entender mucho mejor con ejemplos, vamos a ver la resolución a los problemas que vimos en este post. Por si no lo has leído, te recuerdo el primer problema:

Aunque sorprenda, hay una persona que ha sido dos veces campeona de Estados Unidos compitiendo en una misma actividad. Esta actividad se juega uno contra uno, y esta persona fue campeona con 65 años de diferencia entre la primera y la última vez. ¿De qué actividad se trata? Mientras le damos vueltas a la cabeza (y nunca mejor dicho) vamos a ver cómo presenta Munger el problema.

Según él, le planteó esta pregunta a sus hijos, que lo sacaron con mucha facilidad (yo no soy hijo de Munger…). Para ello, plantearon el problema de forma inversa, descartando aquellas actividades que no podían ser.

Obviamente no podía ser una actividad atlética. En el supuesto de que estuvieramos ante un joven muy exitoso que se convirtiera en campeón con 20 años, a los 85 se tendría que conformar con verlo por la tele.

Descartadas las actividades deportivas, pasaron a las mentales. Uno de los hijos de Munger pensó que debían descartar el ajedrez. Hay casos de ganadores precoces, pero aunque la experiencia pueda ayudar, un torneo de ajedrez es muy exigente para alguien con 85 años. Descartar el ajedrez le hizo pensar en una más sencilla, las damas.

Efectivamente, la actividad en la que este hombre fue campeón con 65 años de diferencia eran las damas (su nombre es Asa Long, y es una historia real). El hijo de Munger fue capaz de sacar la respuesta en sólo 15 segundos, simplemente descartando todas aquellas opciones que no podían ser.

Según Munger, se le pueden dar la vuelta a todos los problemas, incluso a los más difíciles, para sacar la solución, y esto ha sido algo que le ha ayudado mucho a la hora de invertir según él mismo dice.

charlie Munger peso

Es conocida la frase (que yo repito mucho en el blog) “no necesitas saber cuánto pesa una persona para saber si está gorda o delgada” que tan a menudo usa Munger. Esta frase también puede aplicarse de forma inversa, es decir, no necesitas saber cuánto pesa una persona, para saber cuánto no pesa. Por ejemplo, yo no sé si Munger pesa 85, 90, 95 kilos o más, pero sí sé que no pesa 60. Y de igual forma que sabemos cuánto no pesa una persona, podemos “saber” cuánto no vale una empresa. Si sabemos el precio (tan sólo tenemos que ver su cotización, el número de acciones y su deuda financiera neta), y pensamos que ése no es el valor exacto de la empresa, y que el valor es en realidad mucho mayor, estaremos ante una oportunidad de inversión. En este caso, aunque no sepamos cuando vale la empresa, sí sabemos que el precio de mercado es menor al valor. Por tanto, la idea de dar la vuelta a las cosas es también muy útil en la inversión, y Munger y Buffett la usan con frecuencia en todo tipo de cosas.

Sube el precio, sube la demanda

El segundo problema del post anterior era sobre productos que, al subir su precio, aumentaba la demanda ¿Qué productos son? Aquí tenemos 4 respuestas, así que era más fácil dar con al menos una. Las respuestas válidas son:

1. Bienes de lujo: Ésta los que somos de empresariales, ADE, económicas, etc. la hemos estudiado. Al subir el precio el producto parece más lujoso aún, y sube la demanda.

2. Bienes que no son de lujo, pero en donde la fiabilidad es muy importante. Por ejemplo, cuando vimos el análisis de la empresa Lindasy Corp. que se dedica a sistemas de irrigación, vimos que, aunque tenían competencia china de bajo coste, la enorme mayoría de los agricultores elegía los sistemas más caros, como los de Lindsay, porque les transmitía más seguridad. Obviamente, un agricultor que depende mucho del sistema de riego no está para ahorrar en el sistema, y perder la cosecha.

3. Subir el precio para invertir el dinero en hacer un producto que sea mejor o parezca mejor.

4. Subir el precio para invertir el dinero en cosas ilegales para aumentar las ventas, como por ejemplo, sobornos.

El punto 3 y 4 son un poco especialitos, pues el aumento de las ventas, si se produce, es posterior a la subida, pero viniendo de Munger, aceptaremos pulpo como animal de compañía.

Una máquina tragaperras gana más dinero que las demás

Una máquina tragaperras igual que las demás, gana más dinero que el resto, independientemente de dónde esté colocada. ¿Por qué?

Munger propuso este ejercicio en público, y nadie acertó. Y yo tampoco he acertado…

La respuesta es que esta máquina en concreto tiene un sistema que hace que haya un mayor número de fallos por la mínima. Es decir, en esta máquina es habitual que los dos primeros símbolos sean iguales, y el tercero diferente. De esta forma, la gente se pica y, aunque la máquina sea igual, se coloque donde se coloque factura más que las demás.

jugar

Según Munger, si tienes conocimientos de psicología y checklists, es fácil de sacar la respuesta. Así que, me parece que me queda bastante por estudiar.

Puedes leer cómo invertir problemas según Munger pinchando aquí.

Si te ha gustado este artículo puedes hacer click en los iconos de redes sociales de abajo, dejar un comentario, o enlazar a este artículo desde otras webs.

10 Comments

  1. Es algo que tengo pendiente de utilizar, habitualmente, en mis analisis de empresa aunque e leido varias veces sobre ello, tambien lei una forma interesante de analizar empresas por parte de Bruce Berkovitch, trataba de buscar las formas de matar la empresa para encontrar debilidades.
    Lo que si que e añadido ultimamente a mi checklist es que no necesito saber el precio exacto para saber si una empresa esta barata o cara, ya veremos si el tiempo me da la razon.

    • @rudis eso si que tienes que contarnoslo porfa,¿Como puedes saber si una acción está cara sin saber el precio? ¿O te refieres al valor exacto?

      @LancasterGate,interesante modo de darle la vuelta a las cosas tiene Munger,intentaré practicarlo un poco.

      • Gracias Josep. Me alegro de que te haya gustado.

    • Lo de Berkowitz es muy buena idea. A veces vemos que una empresa parece maravillosa y cuando vemos cómo podría morir, vemos que es más fácil de lo que parecía. Es una forma muy buena de aplicar lo de la inversión.

  2. Me gusta mucho esa frase que tanto usas y que también uso a menudo para mis análisis personales. Es imposible decir “esta empresa vale 1.235 millones exactos”, pues dependerá de demasiados factores, más bien sería lógico pensar que su valor se movería entre unos precios X e Y.

    Lo que no es tan dificil es llegar a la conclusión de si un precio determinado es barato o caro. Incluso me atrevería a decir que es mucho más sencillo interpretar que una empresa está sobrevalorada.

    • Ahí está una de las claves. ¿Está barata la empresa? Seguramente sea lo más difícil y, ante la duda, es mejor buscar otra empresa.

  3. Me quedo con lo más interesante del artículo, el sistema deductivo de Charlie para tomar decisiones, vale para todo.
    Un artículo muy interesante,
    Un abrazo.

    • Así es. Lo aplicamos a la inversión, pero en realidad en todos los ámbitos de la vida es útil.

      Un abrazo.

  4. Munger es genial. No he leído mucho sobre él todavía pero lo poco se me hace tan lógico y racional. Lo mejor de todo: ¡se aplica a las inversiones y ayuda!

    El ejemplo que mencionas sobre las damas me recuerda a la Navaja de Occam, donde de las posibles soluciones la primera y más sencilla es la correcta. Es decir, descartar inmediatamente las respuestas más complejas y enfocarse directamente en lo más sencillo.

    Graham fue el autor intelectual sobre que no necesitas saber el peso exacto para darte cuenta si una persona era gorda. Así mismo lo aplicó al value; no necesitas saber el valor intrínseco exacto para saber que tienes un buen margen de seguridad y así puedas comprar.

    Gran artículo, Lancaster. Sin duda va a Noticias Value de la semana.

    ¡Saludos!

    • Pues no conocía lo de la Navaja de Occam. Voy a buscarlo.

      Es increíble cómo funciona nuestro pensamiento, y lo que podemos aprender para mejorarlo. Es una suerte que genios como estos se hayan dedicado a la inversión para que nos podamos fijar en ellos.

      Muchas gracias por incluirme entre los artículos de la semana. Es un honor estar en el mejor sitio value de Hispanoamérica.

      Un abrazo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *