Nuestras percepciones y la inversión en Bolsa

Posted by on May 21, 2014 in Formación Bolsa | 10 comments

Es curioso cómo nos afectan y nos engañan en ocasiones nuestras percepciones y cómo la psicología puede jugarnos malas pasadas a veces. Es posible que, ante una misma empresa a un mismo precio, nos encontremos con percepciones, sentimientos y sensaciones muy diferentes.

Vamos a imaginarnos el caso de una empresa que cotiza a 15 euros por acción. Vamos a suponer que es una empresa saneada, que cotiza a ratios razonables y cuyos beneficios van creciendo. Puede parecer una buena inversión, pero el recorrido de su acción nos va a afectar de una forma u otra y la percibiremos y la interpretaremos como una oportunidad que no podemos dejar escapar o como una acción que mirar desde fuera según lo que hay hecho su cotización últimamente, a pesar de que la empresa siga siendo muy buena y de que cotice a 15 euros en ambos casos.

Inversión en Bolsa, percepción e interpretación

Imaginemos que esta empresa cotizaba hace un mes a 20 euros.  Todo es alegría ante una empresa con un presente y un futuro brillante. Sin embargo, por algún motivo la cotización comienza a bajar y corrige hasta los 15 euros y parece que las cosas cambian a peor. Aflora el miedo y lo que antes era un futuro brillante se llena de dudas, a pesar de que no ha cambiado nada en la empresa, salvo la cotización de su acción. Los que compraron en 20 se asustan a pesar de que estaban seguros de lo que hacían en ese momento y muchos de los que estaban fuera prefieren esperar a que siga bajando (¿hasta cuándo?). Lo que parecía una gran inversión se convierte en motivo de dudas y miedo tanto para los que están dentro como para los que están fuera de la acción.

Por otra parte, esta misma empresa en las mismas circunstancias pasa de cotizar de 10 euros a 15. En este caso todo es optimismo y alegría y, a pesar de que el precio es el mismo, muchos también se dejan llevar por el miedo y compran por miedo (valga la redundancia) de perderse una gran subida y la oportunidad de invertir en una empresa exitosa.

En ambos casos la empresa y la cotización es la misma, pero nuestra percepción y nuestra cabeza nos mandan mensajes contradictorios.  Es normal, no lo podemos evitar. Pero aunque no podamos evitar estos pensamientos y sensaciones, sí podemos ser conscientes de su existencia y de los errores que nos suelen hacer cometer para evitarlos. Vamos a verlo con un ejemplo. No dejes el artículo ahora que creo que te va a gustar.

Ves estas dos dibujos. Uno se llama Kiki y el otro Booba. ¿Sabes cual es cual?

inversión en Bolsa, percepciones y sinestesia

Antes de dar la respuesta voy a hacer un poco de tiempo, para que puedas pensar qué nombre le pega más a cada figura. ¿Crees que habrás dicho los mismo nombres que la mayoría, o habrás elegido los nombres cambiados?

Vamos a verlo.

Al de la izquierda le he llamado  Booba y al de la derecha Kiki. Has fallado ¿no? El 95% de las personas da la respuesta al revés. La forma en que relacionamos un nombre con una forma y un color hacen que la mayoría llame Kiki al de la izquierda y Booba al de la derecha (esto es un ejemplo de sinestesia, pero me vale para el post de hoy). Sin embargo no hay ningún motivo real por el que esos deban ser sus nombres por mucho que nos lo parezca a nosotros y no hay ningún motivo por asustarse cuando una cotización baja si la empresa es buena, ni tampoco lo hay para alegrarse o comprar si una empresa es mala y su acción sube. En cuanto a las imágenes, simplemente interiorizamos de forma inconsciente que los nombres con “o” deben tener forma redondeada,  como la figura de la derecha y nombres con “i” forma “aguda”. Lo mismo con la Bolsa, si la cotización baja pensamos que es que las cosas van mal para la empresa, nos asustamos, pensamos que hay algo que no sabemos y si sube, lo contrario.

Conclusión

Dejarse llevar por las emociones es un error que cometemos, pero que con voluntad y siendo conscientes de su existencia lo podemos evitar. Si sabemos que en ocasiones la cabeza nos va a dar vueltas al ver cómo oscila la cotización y que vamos a sentir impulsos de comprar y de vender, puede ser una buena idea establecer una estrategia clara y definida y obligarnos a cumplirla en los momentos difíciles, aunque nuestra cabeza nos haga relacionar bajadas con la necesidad de vender y subidas con la necesidad de comprar.

Para cerrar y haciendo un poco de offtopic, creo que la sinestesia es el motivo por el que a la mayoría no nos es posible diferenciar entre  Andy y Lucas o Epi y Blas. Tienen los nombres cambiados para la forma en que la mayoría relaciona los nombres con el aspecto y eso hace “imposible” saber quién es quién.

Sin miedo a equivocarte, podrás percibir unos iconos al final del post. Si te ha gustado puedes regalarme un +1 pinchando en g+1 o en alguna otra red social, puedes compartir este enlace con otras personas o puedes dejar un comentario.

10 Comments

  1. A mi me ocurre lo contrario ,si la empresa va sacando buenas noticias y baja la cotizacion me dan ganas de comprar,de hecho es lo que hice con Gowex,compre mas cuando bajo la cotizacion y no dejaban de salir buenas noticias
    Que te parece Catenon?parece que tiene buenas perspectivas…

    • Eso es una buena señal. De hecho, hay inversores, entre los que me incluyo, a los que nos gusta que las cotizaciones bajen mientras estamos acumulando y Warren Buffett también está en ese grupo. Hablé de ellos aquí: http://invertirbolsaydinero.com/warren-buffett-y-los-inversores-a-largo-plazo-siemprebajistas/

      No te puedo decir mucho de Catenon, pues casi no la sigo. Dentro del MAB sólo sigo a Gowex y un poco a Altia y Carbures. A las demás las he mirado alguna vez, pero no tengo muchos conocimientos de ellas.

      • Me alegro que tengáis esa fortaleza mental. Yo, que soy más débil, me toca utilizar otra, comprar y no volver a mirar la cotización hasta dentro de mucho tiempo, sólo seguir sus noticias :)

      • A cada uno le funciona una cosa. Mucho mejor no mirar la cotización y estar convencido de lo que se hace que dejarse llevar por la corriente 😉

  2. Es verdad que nos influyen mucho las noticias y los cambios de tendencias en las cotizaciones, yo encontré la solución de una manera muy sencilla. Antes de entrar en una compañía defino el futuro precio de compra y el de venta, no compro nada hasta que la cotización llegue a ese valor y no vendo hasta que no lo alcance, eso es todo. Pero reconozco que hay veces que la impaciencia te come por dentro (esperando comprar) y otras en el que tienes un poco de vértigo (esperando vender)me imagino que con el tiempo vas aprendiendo a dominar las sensaciones y vas dejando de darles importancia.
    Saludos.

    • Esa es un poco la idea a seguir. Estudiar una empresa marcarse unas pautas.

      En mi caso, a la hora de comprar cada vez soy más flexible. Fisher decía que si crees que hay valor en una empresa no debes buscar el céntimo, y después de alguna ocasión perdida, sigo sus pasos. En todo caso, tampoco hay que precipitarse a la hora de comprar y mucho menos a la de vender

  3. Ya conocía a Booba y a Kiki… Curiosa aplicación de la sinestesia a la bolsa.
    La había visto aplicar a la música (donde grandes músicos son sinestésicos. Seguro que ya lo sabes) y al arte. Yo mismo la aplico algo a la enseñanza, pero ¿a la bolsa?
    Se que hay sinestésicos que ven colores ante un sentimiento provocado por un estímulo (persona o situación)
    Tengo que pensar más en ello … es muy interesante

    • Realmente creo que nadie había relacionado la sinestesia con la Bolsa. Seguramente haya mucha gente que cuando lee que la Bolsa ha bajado ve el color rojo o el negro y cuando ha subido el verde. Obviamente esto no es sinestesia natural, sino que de tanto relacionar unos colores con una situación nuestra mente acaba relacionándolos y percibimos las bajadas en rojo y las subidas en verde. Quizá, el ver el color rojo cuando leemos que nuestras acciones bajan nos hacen todavía más difícil de lidiar una bajada y nos incitan a la venta y al contrario con verde.

      De todas formas, tanto el artículo como este comentario son 100% cosecha propia. Lo que quiero decir es que no me baso en estudios ni nada, por lo que la única base para defender esta idea no es más que mis propias percepciones.

  4. Pues conteste bien lo de Booba y kiki mas que nada porque soy bastante contrarían y en los mercados también y no me va mal del todo.
    En Gowex me salí con beneficios de 5€ a 20€ cerre la posicion cuando perdio la media de 30 y hubo una gran llamada borreguil en todos los medios.

    • Hola Jbonz.

      Me alegro de que te saliera bien Gowex. Yo tuve mucha suerte y no sólo no perdí, sino que gané, pero sin duda, y a pesar de que el resultado fue bastante bueno para mi, es, sin duda, la peor inversión que he hecho.

      Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *