Primero invierte en ti mismo y luego en Bolsa

Posted by on Abr 10, 2014 in Formación Bolsa | 4 comments

Cuando se invierte en Bolsa lo habitual es dedicar nuestros ahorros para la compra de acciones sin tener en cuenta que, antes de eso, es muy importante haber dedicado una parte de ese dinero en invertir en nosotros mismos. Eso no significa “gastar” esos ahorros en cosas que no sirven para nada, significa formarnos para aprender a hacerlo bien y tener el mayor éxito que podamos.

Con este post trato de cambiar la mentalidad de aquellos que gastan mucho en cosas superfluas, poco en sí mismos y, sin embargo, pretenden ganar mucho dinero en Bolsa.También trato de cambiar la mentalidad (bueno, realmente tampoco trato de cambiarte, no soy nadie para hacerlo, haz lo que tú quieras y no lo que diga yo) de los que piensan que invertir en Bolsa es fácil; sí, comprar acciones es fácil, pero hacerlo con éxito de forma continuada no, e implica un esfuerzo y un conocimiento mínimos.

Seguramente hayáis leído (o preguntado vosotros mismos) en algún foro aquello de: “Tengo 10.000 euros o 100.000 o lo que sea, ¿en qué los invierto?” Puede ser que los consejos que reciba esa persona y las acciones seleccionadas sean muy buenos, pero puede ser también que, si no tiene la formación adecuada, al pasar por un bache dicho inversor venda. También pueden surgir otros muchos problemas que se pueden solucionar con formación antes de vender.

formación bolsa

Entonces, ¿no debemos invertir hasta que estemos formados? Como decía, lo ideal es aprender para luego poder invertir con fundamento, pero es inevitable que la mayoría empiece invirtiendo sin tener una formación básica . Sin embargo, a pesar de ser un error importante, todos lo hemos hecho y, al final, es la mejor manera de darnos cuenta de que debemos invertir en nosotros y en nuestro conocimiento antes que en Bolsa. Por ello, si no tienes mucha idea de Bolsa y tienes acciones de alguna empresa, no entres en pánico, no eres el primero al que le sucede ni serás el último. Además, todavía estás a tiempo de aprender y seguro que estar ya invertido te motiva a hacerlo.

Además, hoy en día tenemos la suerte de contar con muchísima información gratuita en internet con la que aprender de Bolsa, aunque ello no debe ser óbice para buscar más fuentes de conocimiento.

Warren Buffett y la inversión en uno mismo

Si pensamos en la mejor inversión que ha hecho Warren Buffett en su vida se nos ocurrirían empresas como Coca Cola, Geico o cualquier otra, pero no podemos olvidar que no habría realizado estas inversiones sin antes haber invertido antes en sí mismo. Por este motivo, cuando se le pregunta a Buffett sobre su mejor inversión, suele decir que ésta fue la compra de El Inversor Inteligente. Este libro no le dio dinero como tal, es más, le costó dinero comprarlo, pero lo que aprendió con él le cambió la vida.

Otra de sus mejores inversiones, y de la que habla mucho, fue un curso para aprender a hablar en público. Buffett era muy bueno invirtiendo pero, aunque fuese algo muy importante para su vida y su trabajo, no sabía cómo comportarse en público. Sus habilidades sociales y su capacidad de hablar en público eran pésimas, pero tras el curso su seguridad en sí mismo se multiplicaron.

Es decir, si un genio como Warren Buffett está continuamente estudiando y aprendiendo e invirtiendo en sí mismo, ¿qué nos hace pensar que nosotros podemos ganar dinero en Bolsa sin formarnos? Sí que es posible que ganemos dinero durante un tiempo, pero ganaremos mucho más si invertimos en nosotros.

El concepto de inversión en uno mismo es importante ya que, como decía al principio, invertir no es gastar. Tomarse unas copas con los amigos es un gasto (el dinero se va y esas copas no te van a aportar nada en el futuro), sin embargo, la compra de un libro de Bolsa servirá para ganar mucho más en el futuro aunque en principio suponga una salida de dinero (no se trata de no tomarse copas con los amigos nunca más, sino de entender que, igual que empleamos nuestro dinero en copas, debemos emplearlo en nuestra formación). Además, no sólo es cuestión de dinero, es una cuestión personal pues al formarte amplías tus conocimientos y tu visión del mundo; puede que un libro de inversión no sólo sea útil para La Bolsa sino para la vida.

Cómo invertir en uno mismo

Libros de Bolsa

Ésta es posiblemente la mejor inversión en uno mismo y, aunque puede que no te ocurra como a Buffet y que El inversor inteligente no cambie tu vida, todos los conocimientos que vayas adquiriendo según lees más y más libros sí que la cambiará. Al principio, puedes pensar que no aprendes nada,  que no entiendes los conceptos o que eso no va contigo, pero estarás mejorando como inversor y, posiblemente, como persona. Quizá tú no te des cuenta, pero es así, igual que un niño no es consciente de que crece aunque realmente cada día cambia y crece un poco más.

Igual que podemos medir cuánto crece un niño, también podemos medir cuánto crecemos como inversores según nos vamos formando. Coge papel y boli, abre un word o vete a los comentarios de este post y escribe en él qué es para ti la inversión en Bolsa, cuál es tu estrategia, cuáles son las empresas que te gustan y por qué. Dentro de un año haz el mismo ejercicio: si ya eres un inversor veterano no habrán cambiado mucho las respuestas, pero si nunca has invertido en ti mismo y has empezado a hacerlo durante ese año seguro que notarás una evolución, que se ampliará con el paso de los años.

Cursos de Bolsa

Otra forma de invertir en uno mismo son los cursos de Bolsa. Existen muchos cursos y conferencias para inversores a corto plazo, pues es la operativa que más interesa a los operadores, a BME y a los brokers, por lo que es fácil encontrar este tipo de cursos. Para los inversores a largo y fundamentales es más difícil encontrarlos; en mi opinión, uno de los mejores es el cursos de value investing  e inversión a largo plazo es el de Pablo J Vazquez.

Tenemos que tener en cuenta que si hacemos un curso no debe ser el fin del camino, si no que debemos seguir formándonos.

Conclusión:

Para mí la inversión en uno mismo es similar a la inversión en Bolsa Buy and Hold. No se puede pretender aprender a invertir en Bolsa tras leer sólo un libro o asistir a un curso. Sí, tus conocimientos mejoran y has dado un paso muy importante, pero ahora se trata de seguir ampliando los conocimientos y de hacerlo de forma sostenida.

La inversión en uno mismo (que como hemos visto es a largo plazo) es, sin duda, la mejor de todas. Primero porque nos mejora de forma radical a la hora de invertir en Bolsa (un libro de 30 euros puede parecernos caro, pero si gracias a él encontramos a la próxima Coca Cola y evitamos a la próxima Terra nunca habremos invertido en nada con mayor rentabilidad). Y segundo, porque invertir en nosotros mismos (hablar un nuevo idioma, hablar bien en público o adquirir mejores habilidades sociales, aprender sobre nutrición o a invertir en Bolsa), tal y como dice Warren Buffett, también nos cambia la vida porque nos mejora como personas.

Es por ello que no hay mejor inversión que invertir en uno mismo.

Nota: Adjunto los libros que menciona Juanjo Uve en su comentario: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas (Elipse) y One Thousand Ways to Make 000

4 Comments

  1. Buenas Lancaster,

    Felicidades por el blog.

    Solo añadir que según Buffet, aparte de los cursos de oratoria en público, también le cambiaron la vida los libros de Dale Carnegie y el de 1000 ways to make 1000 dollars, que yo también recomiendo.

    Un saludo!

    • Genial aporte Juanjo, los incluyo en el post.

      Saludos.

  2. Me gustaría añadir que también hay aspectos de nuestra formación que no nos cuestan dinero y son igualmente necesarios, pienso yo, para ser un buen inversor. Me refiero al desarrollo de la disciplina y la paciencia, estas cualidades cuestan mucho trabajo y tiempo desarrollarlas y más hoy en día que muchos estamos acostumbrados a tener resultados sin esfuerzo y al instante.
    La disciplina se obtiene con el trabajo constante y continúo, es como un pequeño grifo que llena una gran piscina; la paciencia, sin embargo, es tener la capacidad de esperar para que nuestro trabajo de su fruto, es como plantar una semilla y esperar a tener un árbol. Una vez escuche decir a alguien que la paciencia y la disciplina son amargas hoy pero dulces mañana. Creo que estas dos cualidades también hay que formarlas poco a poco.
    Saludos.

    • Muy buen aporte. Tienes mucha razón.

      No cabe duda que la disciplina y la paciencia son básicas y son alfo que se aprende de forma gratuita. Sin embargo, no todo el mundo es capaz de adquirir estas dos cualidades por sí mismo por lo que, lo que es una ventaja (es gratuito) puede convertirse en un inconveniente (cómo lo aprendemos). Para aquellos que son capaces de aprender, reflexionar y estudiar por sí mismos no será un problema, pero para los que lo son, sí que lo será. Por ello, creo que estos últimos deben formarse en otros aspectos que les llevará también a adquirir estos donde. Por ejemplo, leer a Benjamin Graham, Lynch, Fisher, Munger, etc. te hará darte cuenta de esto y esforzarte para adquirir estos donde tan importantes si por tu cuenta no eres capaz de hacerlo.

      Muy interesante el tema que propones.

      Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *