Famosos arruinados económicamente: Estrellas en la ruina

Posted by on Nov 29, 2014 in Formación Bolsa | 19 comments

Existen muchos casos de personas que en su día fueron ricas y famosas y, aunque posiblemente hayan mantenido su fama, perdieron su dinero y se arruinaron. Que haya gente con ingresos enormes que termine arruinada resalta todavía más la importancia de la educación financiera. Conseguir la libertad financiera, o simplemente un estado financiero saludable, no sólo depende de cuánto dinero seamos capaces de ganar, sino de los gastos. ¿Quién de estas dos personas tiene unas finanzas mejores y, seguramente, una calidad de vida y tranquilidad superior?

A: El que gana 1 millón de euros al año pero tiene unos gastos de 1,2 millones de euros.

B: El que gana 100.000 euros al año, pero tiene unos gastos de 50.000 euros.

B tiene unos ingresos 10 veces menores que A, pero su formación financiera (o simplemente sentido común) le permite tener una situación financiera mejor que A que, de seguir así, terminará arruinado.

Seguramente, si tú o yo tuviéramos los ingresos de A, no terminaríamos teniendo esos gastos. Sin embargo, estas personas se dejan llevar por sus ingresos y se olvidan de la otra parte de la balanza. Con 1 millón de euros al año, con el paso del tiempo puedes comprarte una casa aquí, otra en no sé donde, un par de buenos coches, quizá montar un restaurante… Pero al igual que el interés compuesto influye para bien en nuestras inversiones en Bolsa, la suma de gastos termina por arruinar a estas personas: resulta que los restaurantes de esta gente no suelen ir bien, además, mantener los coches y los seguros requiere dinero, y no hablemos de los seguros y el mantenimiento de las casas (porque además sus casas requieren personal). Además, para comprarse las casas se hipotecan, por lo que tienen que seguir pagando durante muchos años. Si a todo esto le sumas que sus ingresos disminuyen por el motivo que sea, ya tienes la fórmula perfecta para terminar en la ruina.

famosos y ricos en ruina y sin dinero

Casos reales de famosos arruinados

La lista de famosos arruinados o con problemas financieros, tanto españoles como extranjeros, es interminable. Sin embargo, voy a coger el caso de Rossy de Palma para hablar del asunto.

No sé cuánto ganaría Rossy de Palma en su apogeo como chica Almodovar, pero me imagino que no sería poco precisamente. Vale, no se acercaría a lo que gana a un futbolista de élite, pero viendo las cifras que se manejan en el cine español, no le debía ir mal a Rossy por la parte de los ingresos. Sin embargo, no le debía ir muy bien por la parte de los gastos, porque hace unos años decía lo siguiente (“P” es la pregunta del entrevistador y “R” la respuesta de Rossy de Palma):

P. ¿Piensa que la gente se creerá lo de que tiene la cuenta a cero?

R. Bueno, pero hay otros que la tienen a menos tanto. Y que se lo crean. En España, ningún famoso se hace rico. O muy pocos. Yo tengo un hipotecón muy gordo, y tengo mis cuentas a cero, y me voy a ir al banco y les voy a decir: “Oye, arréglame este desaguisado, porque tú me lo has producido”.

P. Si le da resultado, tenga la bondad de avisarme.

R. Pues tendrán que hacer algo. Tengo la semana que viene cita con mi banquero. Y le voy a decir que si se ha cortado la mayonesa no es culpa mía. Le habréis dado mal al manubrio, guapos.

En esa misma entrevista, un poco antes de decir que su cuenta estaba a cero, Rossy de Palma decía esto:

P. La veo hecha polvo.

R. Porque todo esto es como una entelequia, tener a la gente sin poder emprender proyectos, no circula el dinero, o los cuatro que lo tienen lo guardan bien guardado. Y lo peor es la gente que desahucian y tienen que seguir pagando sus casas. Qué más les da. Que impriman un poco más de dinero. Vale más una inflación que una recesión. El Gobierno ha dado un montón de pasta a los bancos y luego los bancos no se lo dan al ciudadano.

rossy de palma arruinada sin dinero

No me voy a meter en sus ideas sobre política monetaria u otras cosas que son irrelevantes para este asunto en concreto. Pero sí creo que tenemos que ser conscientes de una cosa, yo no puedo determinar la política monetaria, ni puedo hacer que los bancos presten dinero o no. Lo que depende de mí son mis ingresos y mis gastos, y si mis gastos son mayores que mis ingresos, la culpa no es del banquero ni del Banco Central Europeo, es mía. Por ello, sin conocer el caso de Rossy de Palma, me atrevería a decir que cuando dice que los bancos no dan dinero al ciudadano (que una parte de razón lleva ahí), no es ese su problema, pues poco antes ella misma dice que “tengo un hipotecón muy gordo”. De hecho, su problema parece ser que el banco le ha dado demasiado dinero, no que no le ha dado el suficiente o que ahora no se lo quiere prestar. No pretendo decir que los banqueros (que más que banqueros deben ser empleados de banca…) a los que se refiere Rossy de Palma son hermanitas de la caridad. No sé si son buena gente o si son unos cabrones, pero Rossy de Palma, que debe tener algo de mundo a sus espaldas, no puede culpar al banco por tener un hipotecón que no puede pagar, pues tener ese hipotecón fue decisión suya.

Documental: Estrellas en la ruina

Como decía, no sólo en España tenemos estrellas arruinadas. De hecho, según un estudio de la consultoría Schips Finanz, un 30% de los futbolistas en activo y un 50% de los retirados están arruinados. No sé si esos porcentajes tan altos son reales o no, pero es cierto que la historia del deportista de éxito arruinado no es una excepción.

En Estados Unidos hay cientos de ex-deportistas que han terminado sin un duro. A pesar de ganar varios millones de euros año, lo dilapidaron y acabaron en la ruina. Precisamente hace unos años hicieron un documental sobre este asunto que puedes ver un poco más abajo.

El documental (en español) es un poco “americanada” pero no deja de ser curioso que te cuenten en primera persona cómo estos deportistas de élite que cobraban sueldos records, sumados a patrocinios millonarios, terminaron teniendo problemas financieros.

Conclusión:

Ganar dinero no es suficiente para ser rico o para alcanzar la libertad financiera. Por ello, además de aumentar nuestros ingresos, es básico aumentar nuestra educación financiera para evitar caer en los errores que otras muchas personas han caído.

Si este artículo te ha parecido interesante, puedes regalarme un click en los iconos de redes sociales de abajo, puedes poner un enlace a este artículo desde otras webs, o puedes dejar un comentario con tu opinión. 

19 Comments

  1. Muy buenos los razonamientos de Rossy, lo peor es que es el razonamiento de mucha gente, “la culpa la tiene otro”, no yo.
    No asumen sus responsabilidades, “papa estado” nos tiene que proteger, “papa estado” tiene la culpa de mi situación.
    Somos fruto de nuestras decisiones, y no digo que las mías hayan sido siempre las más acertadas, he metido la pata como muchos españoles, soy un “especulador” del ladrillo, como otros y como tal estoy pagando el error de comprar mal, pero yo sabía hasta donde podía llegar y cuales eran mis riesgos, otros no han valorado sus riesgos, y en la inversión, ya sea en la bolsa, en los inmuebles o en la vida, hay que saber valorar muy bien los riesgos: los riesgos de tener un hijo, los riesgos de casarse, los riesgos de gastar más de lo que ganas, los riesgos de tener unas deudas más allá de lo razonable…
    Pero la culpa no es mía, es de la sociedad, de los bancos, del estado, del vecino de al lado….
    Un abrazo.

    • Así es Miguel. Es más cómodo culpar a otro de nuestros errores y problemas, pero es mucho menos productivo. No cabe duda de que los bancos o papá Estado han hecho muchas cosas mal y ha perjudicado a los ciudadanos, pero las decisiones individuales son eso, individuales, y hay que hacerse responsable de ellas.

      Como dices, hay que ser consciente de los riesgos de nuestras decisiones y de sus consecuencias. Si sale bien nos consideraremos unos genios y, su sale mal, la culpa será de otro. Así es fácil vivir, pero jamás podremos avanzar.

      Un abrazo.

  2. Un descuidado y su dinero no estan mucho tiempo juntos o desaparece el dinero o desaparece el descuidado.

    Esto aplica tanto a quienes cuentan con dinero a espuestas como a los que no…siempre has de ser cuidadoso y no hacer el borrico.

    Abz

    Jose

    • Muy buena la primera frase. Si haces el borrico, da igual el dinero que ganes, porque se te va a ir por otro lado.

      Un abrazo.

  3. Atribuirlo todo a uno mismo también seria un sesgo importante pero en sentido contrario.

    El avance esta en saber delimitar lo que depende de uno de aquello de lo que no se tiene control.

    De lo que se tiene control, uno debe responsabilizarse y poner las condiciones adecuadas. Del resto, exigir responsabilidades si no se cumple.

    Hace 2500 años, los griegos creían que el rayo les había caido porque habían molestado a Zeus.

    Ahora sabemos que que nos caiga un rayo no depende de nosotros, pero si podemos poner las medidas para prevenirlo. Tomas de tierra, alejarse de zonas peligrosas, etc.

    El ejemplo de Rosy, si es así, es de libro. Lo peor es que muestran vocación de influir en la población con sus ideas políticas, sociales y económicas, pero cuando se escarba un poco se ve que tienen igual o peor formación que la media.

    • Hola José Antonio.

      Tienes razón en lo de que hay que saber que no todo depende de nosotros mismos, pero creo que ahora no se abusa de eso, sino de pensar que todos los problemas dependen de factores externos, de ahí que sea lo que remarco. De hecho, creo que el ejemplo que das de prevenir los rayos es perfecto, pues es lo que trato de expresar.

      En el caso de Rossy de Palma, cuando compró su casa, no sólo no puso un pararrayos, si no que puso algo que los atraía (sé que los pararrayos lo que hacen es precisamente atraer el rayo, pero es por seguir con la parábola)

      Que los bancos no presten dinero o que los pisos bajen no es culpa de Rossy de Palma. Que tenga la cuenta a cero sí es, en gran parte, culpa suya.

      Saludos.

    • Totalmente de acuerdo. Ignoro como hemos llegado a este punto, pero a día de hoy, ese es el sentir general de la población.

  4. Lo mismo le ocurre a los que ganan la lotería.
    A los pocos años no solo vuelven a su estado económico anterior, sino que mas endeudados.(siempre hay excepciones…)
    Recuerdo haber leído varios artículos hace años sobre algunos premiados por el euromillon o primitiva y lo que les quedo fue una cirrosis con unos recuerdos para toda la vida y unas tetas nuevas para la otra.

    Cierto es que si falta una educación financiera para los que tenemos inquietudes, mucha mas para los que no las tienen tienen.

    • Hola J.

      De hecho pensé en escribir también sobre los que ganan la lotería. Si en el mundo de los deportistas de élite el 50% termina arruinado, entre los que ganan la lotería, el 80% tiene menos dinero que antes de ganarla pasados diez años, según algunos estudios.

      En el caso de los deportistas, al menos ellos han hecho un esfuerzo por ganar su dinero, con la lotería el dinero “cae del cielo” y pilla desprevenido, por lo que, seguramente, sea más fácil derrochar. Y todavía más si, como dices, no tienen inquietudes financieras.

      A ver si me toca la lotería este año y puedo escribir de primera mano qué sucede.

      Un saludo.

      • Está claro lo que haremos si nos toca la lotería… nos lo puliremos en empresas de dividendos y ya tendremos toda la vida para disfrutarlos 😀

        Un abrazo

      • Muy bueno jajajaja. Creo que aquí, más que una lista de cosas, todos tenemos una lista de empresas en las que meter el dinero si nos toca la lotería. Y encima, eso nos da para vivir toda la vida.

        Un abrazo.

      • Bueno…algún capricho caerá ¿No? je,je.

      • Algún viajecito y unas cuantas comidas buenas caerían, del resto darían buena cuenta BME y los brokers

    • Es gracioso, pero real, jeje.

      Cualquiera contestaría que lo utilizaría para pagar deudas, comprarse algún capricho y el resto a depósito para ‘vivir de rentas’.

      Nosotros diríamos que lo invertimos todo, y pagaríamos las deudas y nos compraríamos caprichos durante toda la vida con el dividendo.

      Es un cambio radical en la forma de ver el dinero.

      • De hecho, estoy seguro que esa frase que has dicho la vamos a oir el día 22: “tapar unos agujerillos, comprarme una casa y un coche nuevo”. Y se le acabó el premio..

        El que lo invierte lo puede disfrutar con el paso de los años.

  5. Claro que esos porcentajes son reales! Ya no hablo de futbolistas de segunda división con un coche de 60-80 mil euros, sino de esos que acaban de llegar a primera, que su salario mínimo son 129 mil euros (http://www.expansion.com/2014/10/09/empresas/deporte/1412855978.htm)

    Aunque ganen 10 veces mas, el primer año ya sé va en un chalet y da gracias a dios que es algo que tienes en propiedad ¿y ese salario durante cuantos años se lo pagan? ¿3? Si la mayoría terminan montando un bar…

    Y los de la lotería igual, que vi un pueblo que tocaran los 300 mil de antes y al que más le toco fue 3 boletos y aun así el pueblo estaba plagado de BMW X5 y Porsche Cayenne.

    En cuanto a Rosy hay que rescatarla ya solo por ocurrirsele tan rápido “si se ha cortado la mayonesa no es culpa mía, le habréis dado mal al manubrio” jajaja que risas XD

    Saludos. Voy a ver el documental :)

    • Como dices, al menos las cada pueden venderla más adelante o sacar una renta y, con suerte, hasta tener un beneficio, pero el dinero que se les va en coches que pierden valor, apuestas y caprichos es una locura. Es una pena porque podrían hacer algo productivo con él.

      Espero que disfrutaras del documental.

      Saludos.

      • Me gustó mucho si, ademas de los casos de la NFL no tenia ni idea, aunque son contratos jodidillos, porque si firmas por millones durante años, pero lo pueden rescindir por una indemnización minúscula…

        Casi al final uno dijo que las universidades que se forraban a su costa y no hacían nada, y eso es verdad, deberían de poner programas de educación financiera y tal que total no les cuesta tanto, aunque cuando no hay voluntad no sirve de nada, yo tengo un familiar que vive siempre con el agua al cuello, gana y luego no tiene ni para pagar a hacienda jaja en fin…

        SALUDOS

      • Creo que una de las claves es lo que dices de que muchos no tienen la voluntad. Se les puede ofrecer educación financiera, pero los más probable es que la mayoría estén más preocupados por otras cosas en vez de por eso. La parte buena es que alguno aprende la lección y evita problemas en el futuro, eso sí, benditos problemas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *