Warren Buffett: carta a los accionistas de Berkshire Hathaway en español

Posted by on Mar 1, 2014 in Análisis fundamental, Capital Riesgo, Estrategia Buy&Hold, Inversión a largo plazo en Bolsa | 4 comments

Berkshire Hathaway ha publicado la mítica carta a los accionistas escrita por Warren Buffett.  Este genio de las inversiones no nos ha dejado ningún libro para aprender de él, pero cada año podemos tratar de conocer su forma de inversión un poco más mediante su carta a los accionistas. En 2013 desgrana sus inversiones en Heinz y NV Energy y nos muestra, una vez más, los beneficios de la recompra de acciones.

He agregado algún comentario a lo largo de la carta que aparecerán entre paréntesis.

Carta a los accionistas de Warren Buffet:

A los accionistas de Berkshire Hathaway,

Los beneficios netos de Berkshire en 2013 han sido de 34.200 millones de dólares.  Este es el beneficio tras una provisión de 1.800 millones -sin importancia económica como explicaré después- que surge por la compra de intereses minoritarios en Marmon e Iscar. Tras estos cambios, el valor contable de nuestras acciones de Clase A y Clave B se incrementó un 18,2%. En los últimos 49 años -que es el tiempo que lleva la dirección actual- el valor contable ha pasado de 19 dólares a 134.973 dólares, un interés del 19,7% anual compuesto.

En la primera página hemos mostrado una forma de medir nuestra rentabilidad en el largo plazo que no es más que la diferencia en el valor contable de Berkshire, comparada con la rentabilidad del S&P500. Obviamente, lo que cuenta es el valor intrínseco de la acción (el precio de la acción). Sin embargo, esto es algo subjetivo y el valor contable es un indicador más robusto.

Como os he dicho muchas veces, el valor intrínseco excede en mucho al valor en libros o valor contable. Es más, la diferencia se ha incrementado todavía más en los últimos años. Es por ello que en 2012 nuestra decisión de recomprar acciones propias a un precio del 120% del valor en libros tenía sentido. Aquellas compras beneficiaron al accionista pues el valor intrínseco (el precio de la acción) supera en mucho el 120% (es decir, Berkshire invirtió parte de su dinero comprando acciones propias cuando su precio era del 120% valor contable. Como suele cotizar muy por encima de su valor contable, como sucede en 2014, los accionistas de Berkshire se han visto beneficiados). En 2013 no hemos comprado acciones propias, pues el precio no ha descendido hasta el 120% del valor en libros. Si en algún momento lo hiciera, invertiríamos de forma agresiva.

Charlie Munger, mi socio y vicepresidente en Berkshire, y yo creemos que el valor contable y el precio de la acción de Berkshire superará al S&P en los años en los que el mercado baje o suba de forma moderada. Sin embargo, esperamos quedarnos rezagados en los años en los que el mercado está fuerte -como en 2013-. Nos hemos quedado por detrás del mercado en 10 años de un total de 49 y siempre, salvo en un caso, esto sucedió cuando las ganancias del S&P superaron el 15% (Buffett suele estar fuera de los sectores de moda en cada momento,  como las tecnológicas a finales de los 90, de forma que, cuando se produce la burbuja su rentabilidad es menor, pero cuando estalla, supera por mucho al mercado).

En el ciclo de 2007 a 2013 hemos batido al S&P y esperamos hacer lo propio en los próximos años. Si fallásemos, no cobraríamos. Después de todo, siempre puedes comprar un ETF y asegurarte la rentabilidad del S&P.

El año en Berkshire:

En el frente operativo todo ha ido bien, o muy bien en este año. Dejadme que os cuente:

– Completamos dos grandes adquisiciones gastando casi 18.000 millones de dólares para comprar la totalidad de NV Energy y una parte mayoritaria en H.J. Heinz. Ambas compañía encajan en nuestra forma de ser y seguirán prosperando dentro de un siglo.

Inversión Warren Buffett en Heinz

Además, con la compra de Heinz creamos un modelo de cooperación que podemos usar en futuras adquisiciones de gran tamaño en Berkshire. En este caso hicimos equipo con los inversores de 3G Capital, una compañía dirigida por mi amigo Jorge Paulo Lemann. Sus talentosos asociados -Bernardo Hees, que será el nuevo CEO de Heinz Y Alex Bejring, su presidente- son los responsables de operaciones.

Berkshire es el socio financiador en esta operación. De esta forma, compramos 8 mil millones de dólares en acciones preferentes de Heinz que traen un cupón del 9% pero que, además, poseen otras ventajas que deberían incrementar el retorno anual de las preferentes alrededor de un 12% anual. Tanto Berkshire como 3G hemos comprado 4,25 mil millones de acciones (no preferentes) de Heinz.

Aunque la adquisición de Heinz tiene ciertas similitudes con una transacción de “private equity” hay una diferencia crucial. Berkshire no pretende vender nunca ni una sola acción de la compañía. Lo que nos gustaría es comprar todavía más, y eso es algo que podría suceder. 3G podría vender algunas acciones en el futuro y nosotros podríamos incrementar nuestra posición en esos momentos. Berkshire y 3G podrían decidir en algún momento que podría ser beneficioso para ambos intercambiar algunas de nuestras acciones preferentes por acciones comunes.

Nuestra asociación junto con 3G tomó el control de Heinz en junio y los resultados operativos hasta el momento son muy alentadores. Sin embargo, los resultados de Heinz apenas han incidido todavía en los de Berkshire de este año: cargas incurridas en la compra y en la consiguiente restructuración de operaciones alcanzaron los 1.300 millones de dólares. Los beneficios de 2014 serán sustanciosos.

Con Heinz, Berkshire es propietaria en estos momentos de 8,5 compañías de la lista Fortune 500. Solo nos quedan 491,5.

NV Energy, comprada por 5.600 millones de dólares por nuestra empresas subsidiaria de utilities, MidAmerican Energy, proporciona electricidad al 88% de la población de Nevada. La compra encaja muy bien en nuestro portfolio de utilities y ofrece grandes posibilidades para invertir en energías renovables. NV Energy no será la última gran adquisición de MidAmerican.

inversión en Bolsa de Berkshire Hathaway

– MidAmerican es una de nuestros “Powerhouse Five” – un grupo de negocios no relacionados con los seguros que, en suma, alcanzaron 10.800 millones de dólares de beneficios antes de impuestos en 2013, 758 millones más que en 2012. Las otras compañías de este grupo son BNSF, Iscar, Lubrizo, y Marmon.

De las cinco, sólo MidAmerican era propiedad de Berkshire hace 9 años -para entonces sus beneficios antes de impuestos eran de 393 millones-. Tras esto, compramos tres de las cinco pagando al contado. Al comprar la quinta, BNSF, pagamos alrededor del 70% al contado y para el resto se emitieron acciones que incrementó el número total de estas en un 6,1%. En otras palabras, de los 10.400 millones ganados en este año por estas cinco compañías que suman sus beneficios al resultado de Berkshire, sólo ha habido una pequeña dilución en una de ellas. Esto es algo que no sólo satisface nuestro objetivo de crecimiento, sino que incrementa nuestros resultados por acción.

Si la economía estadounidense sigue mejorando en 2014, podemos esperar que los resultados de nuestras Powerhouse Five también mejoren -quizá en 1.000 millones antes de impuestos-.

– Las decenas de pequeños negocios no aseguradores que poseemos ganaron 4.700 millones antes de impuestos en 2013, por encima de los 3.900 millones de 2012. Aquí también esperamos mayores beneficios para 2014.

– El gran área de operaciones de seguros también operó con beneficios sobre pólizas en 2013 -lo que suponen 11 años seguidos- e incrementó su float. Durante estos 11 años, nuestro float -dinero que no nos pertenece pero podemos usar para invertir y beneficiar a Berkshire- ha crecido de 41.000 millones de dólares a 77.000 millones de dólares. En estos momentos, nuestro beneficio sobre pólizas  agregado es de 22.000 millones antes de impuestos, incluyendo 3.000 millones aflorados en 2013. Y todo esto empezó con nuestra compra en 1967 de National Indemnity por 8,6 millones de dólares.

Ahora poseemos un amplio abanico de excepcionales compañías de seguros. La más conocida es GEICO, el asegurador de vehículos que Berkshire compró en su totalidad en 1995 -habiendo siendo accionistas durante muchos años-. En 1996, GEICO era el séptimo mayor asegurador de vehículos y, en estos momentos, es el segundo habiendo superado recientemente a Allstate.  Las razones para este increíble crecimiento son simples: precios bajos y servicio de confianza. Puedes comprobarlo llamando a GEICO para ver cuánto puedes ahorrar en tus seguros y, de paso, comprar otros productos de Berkshire con lo que hayas ahorrado.

Inversión Warren Buffett en Geico y publicidad

Warren Buffett en un anuncio de Geico

– Mientras Charlie y yo buscamos elefantes para invertir, nuestros subsidiarios hacen compras de forma regular. El último año colaboramos con ellas con un coste total de 3.100 millones. Estas transacciones tenían importes entre 1,9 millones de dólares hasta 1.100 millones.

Charlie y yo animamos para que se hagan este tipo de inversiones, pues emplean capital en actividades que encajan en nuestros negocios y que serán dirigidas por directivos expertos. El resultado es que nosotros no trabajamos, pero ganamos más dinero. Muchas más adquisiciones e inversiones de este tipo se harán en los próximos años que, en suma, tienen un impacto positivo en nuestros resultados.

– El año pasado invertimos 3.500 millones en la compra más segura: la adquisición de más acciones en dos negocios excelente que ya controlamos. Por un lado, compramos el 100% de Marmon como habíamos firmado en 2008. Por otra parte, nos hicimos con otro 20% de Iscar por la compra del 20% de las acciones que todavía poseía la familia.

Estas compras han añadido 300 millones a nuestros beneficios antes de impuestos y nos han suministrado 800 millones de dólares en efectivo. Sin embargo, la ley contable sinsentido de la que hablé el año pasado nos obligó a incluir estas compras con un valor contable menor e 1.800 millones al pago que hemos hecho, de forma que se redujo el valor contable de Berkshire. Esta rareza contable incrementó instantáneamente el valor intrínseco de Berkshire sobre el valor contable en 1.800 millones (como las acciones no bajaron y el valor contable sí bajo, la diferencia entre ambas se hizo mayor en ese momento).

– Nuestros subsidiarios gastaron un total de 11.000 millones en plantas y equipamientos en 2013, el doble que nuestra amortización. Alrededor del 89% del dinero fue gastado en Estados Unidos. Aunque también invertimos en el extranjero, la madre de las oportunidades de inversión reside en Estados Unidos..

-En un año en que la mayoría de los directivos de “equity” encontraron imposible superar al S&P500, Todd Combs y Ted Weschler lo hicieron. Cada uno de ellos maneja ahora un portfolio que supera los 57.000 millones de dólares. Se lo han ganado.

Debo confesar otra vez que sus inversiones han superado a las mías. -Charlie dice que debería añadir que ha sido por mucho- si semejante humillación continúa, no tendré otra opción que dejar de hablar de ellos.

Todd y Ted también han creado mucho valor para el accionista de diferentes formas no relacionadas con sus inversiones. Sus contribuciones sólo están empezando: ambos tienen sangre de Berkshire corriendo por sus vendas.

– Los empleados de Berkshire a fin de año -contando  Heinz- sumaron 330.745, 42.283 más que el año anterior. Debo admitir que este incremento incluye una persona en nuestra oficina de Omaha -no os asustéis: todo el equipo sigue cabiendo en una planta-.

– Berkshire incrementó su posición en el último año en cada una de las inversiones “Big Four” -American  Express, Coca Cola, IBM y  Welss Fargo-.  Hemos comprado más acciones de Wells Fargo -aumentando nuestra participación del 8,7% al 9,2%- y en IBM -del 6,0% al 6,3%-. Mientras tanto, la compra de acciones propias de Coca Cola y American Express hizo que nuestra posición se incrementara. En Coca Cola pasamos de un 8,9% a un 9,1% y en American Express de un 13,7% a un 14,2% (si quieres saber por qué sucede esto puedes ver la página de autocartera y amortización de acciones).  Si crees que estas décimas no son importantes míralo de esta forma: para el total de las cuatro compañías,  cada décima suponen 50 millones de dólares para Berkshire.

Recompra acciones propias American Express

Las cuatro compañías poseen excelentes negocios y son dirigidas por directivos con talento y que cuidan a los accionistas. En Berkshire preferimos poseer una parte minoritaria de una compañía magnífica que el 100% de un negocio mediocre. Es mejor tener una parte pequeña de una gran joya que el 100% de un ladrillo.

Los beneficios de nuestras “Big Four” sumaron 4.400 millones de dólares para nosotros. Sin embargo, en nuestros informes incluimos sólo los dividendos que hemos cobrado -1.400 millones- Pero no hay que equivocarse, los 3.000 millones de beneficios que no incluimos son igual de valiosos.

Los beneficios que estas compañías retienen son utilizados habitualmente para comprar acciones propias -una inversión que mejora nuestros beneficios futuros- así como para financiar oportunidades de negocio que suelen ser ventajosas. Todo esto nos hace pensar que los beneficios de estas cuatro grandes inversiones crecerán sustancialmente en el futuro. Si lo hacen, los dividendos paras Berkshire se incrementarán y, lo que es más importante, nuestros capital no materializado también -para las cuatro, los beneficios no materializados son de 39.000 millones a fin de año-.

Nuestra flexibilidad en la inversión de capital -nuestros deseos de invertir grandes sumas de dinero en negocios que no controlemos- nos da un ventaja significativa sobre compañías que se limitan a adquirir sólo lo que pueden controlar. Woody Allen explicó esta idea una vez diciendo “la ventaja de ser bisexual es que doblas las oportunidades de tener una cita un sábado por la noche”. Igualmente, nuestro apetito por negocios que operamos activa o pasivamente dobla nuestras oportunidades de encontrar un uso razonable a nuestra creciente generación de caja.

Conclusiones:

Un años más Buffett desgrana y explica las operaciones más importantes. En el comentario sobre Heinz deja clara su filosofía buy and hold de no vender un negocio bajo ninguna circunstancia, si el negocio sigue siendo bueno, más bien, al contrario.  También destaca el humor habitual de Buffett y como lo utiliza para hablar bien de Ted y Todd tratando de tranquilizar a los accionistas en Berkshire dándoles a entender que estarán en buenas manos.

La carta puede ser encontrada en la web de Berkshire Hathaway en versión original pero, para aquellos que preferís leerla en español he traducido la primera parte. Si os gusta la entrada y si tengo tiempo, iré traduciendo más fragmentos.

4 Comments

  1. Excelente aportación. Si te es posible sería muy aconsejable traducir el resto. Todo lo que este hombre dice es oro molido para los seguidores value, entre los que me incluyo.
    Un fuerte abrazo y gracias por estos excelentes post.

    • Gracias sumaysigue.

      Como dices, las palabras de Warren Buffett son oro para los inversores y merece la pena estudiar todo lo que dice. Ya tengo preparada una segunda parte e intentaré traducir más fragmentos.

      Un abrazo.

  2. Hola LancasterGate,

    Un post muy instructivo. Formará parte de mi próxima sección de artículos recomendados de Academia de Inversión.

    Un saludo.

    • Hola Paco.

      Será un placer aparecer en un blog de tanta calidad como el tuyo. Muchas gracias.

      Saludos,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *