Por qué me gusta la Bolsa

Posted by on Abr 24, 2014 in Análisis fundamental, Formación Bolsa | 19 comments

No tengo recuerdos de cuando no me gustaba la Bolsa. De verdad, me gusta desde siempre y no sé cuando empezó a gustarme. Recuerdo a mi padre contándome historias de grandes empresas que fabricaban barcos, coches, aviones; que se compraban unas a otras; que tenían miles de empleados,; que ganaban miles de millones de pesetas y sé que nunca me cansaba de esas historias, pero no se cual fue el origen.

Cuando aprendí a leer cogía el periódico e iba directo a la sección de economía (y en concreto de Bolsa) y de ahí pasaba a la de deportes. Un niño de 5 años cogiendo un periódico y mirando las cotizaciones de las empresas era algo raro y hasta las madres de mis compañeros de colegio hablaban de ello.

Como mi familia sabía de mi afición a la Bolsa cuando venían a mi casa me traían las páginas salmón de los periódicos o prensa especializada que yo leía con interés (y envidia porque quería invertir en  Bolsa). Tenía tanto interés que con 6 años decidí coger unos folios, recortarlos y escribir sobre ellos los precios y nombres de las acciones que me gustaban. Fui con ellas al colegio para venderlas o repartirlas para jugar a la Bolsa, pero allí lo que gustaba era jugar al fútbol (que también me gustaba a mi) y no la Bolsa así que, tuve que esperar a ser mayor de edad para lo de la Bolsa.

niño invirtiendo en Bolsa

Siempre me he preguntado qué es lo que me atraía tanto de la Bolsa y, aunque no soy capaz de explicarlo con certeza, voy a compartir mis pensamientos con vosotros (y espero que vosotros conmigo).

Desde niño me ha gustado el dinero

En mi casa el dinero no era un tema que se tratara mucho pero, por algún motivo, a mí sí que me atraía. Muchas veces se ve al dinero como algo negativo y fuente de problemas. Yo lo veía de forma totalmente contraria, como algo positivo y fuente de soluciones.

Parecía que se podía ganar dinero en Bolsa

Como decía, siempre miraba las cotizaciones y trataba de acertar qué haría la Bolsa y cada empresa al día siguiente. Además de tratar de acertar, comparaba las cotizaciones con las que encontraba en periódicos antiguos de años atrás y casi todas las empresas que conocía (las marcas y compañías que todos conocemos aunque no nos guste la Bolsa) habían ido subiendo con el paso de los años. Supongo que ese fue el origen para que comenzara una estrategia Buy and Hold. De hecho, si cuando era un niño hubiera invertido en las empresas que seguía por aquel entonces hoy tendría un gran patrimonio (no porque fuera un genio sino porque, en el largo plazo, la Bolsa y las buenas empresas terminan subiendo).

Me gustaba identificar las empresas que veía por la calle y pensar si eran buenas inversiones o no

No he perdido esa costumbre y ha sido la que más éxitos me ha dado. Ver cómo el supermercado vendía todo tipo de productos y pensar que yo podría invertir en ellos me fascinaba (y sigue siendo así).

Quería ser rico

Ya he dicho que me gustaba el dinero, pero es que de pequeño (y de mayor, para que nos vamos a engañar…) quería ser rico y la Bolsa me parecía una herramienta perfecta.

Además del fútbol, a algunos niños les gustan los coches, a otros los animales y a mí la Bolsa. Es una afición curiosa para un niño, pero era así.

Motivos por los que me sigue gustando la Bolsa

No creo que dudéis de que me sigue gustando mucho la Bolsa y, aunque supongo que los motivos por los que me gustaba de niño siguen vigentes, creo que han aparecido unos nuevos que por entonces no existían. Estas son las razones por las que sigo muy interesado en el mundo bursátil.

Libertad financiera

Cuando era un niño me gustaba el dinero y quería ser rico. Eso no ha cambiado (¿quien no quiere ser rico?), pero, como es lógico, ahora lo veo de otra forma. Alcanzar la independencia financiera es uno de mis principales objetivos en este momento y la Bolsa es uno de los principales medios que tengo para conseguirlo. Sí, lo de ser rico es muy bonito pero ahora me conformo con ser dueño de mi tiempo. He tenido (y emprendido) trabajos y negocios en los que he disfrutado y otros en los que he sufrido y, tras esto, ahora quiero dedicarme sólo a aquello que me guste. Quizá sea una idea muy “naive” pero la Bolsa me está acercando a mi objetivo.

Competición

La Bolsa me resulta divertida. La veo como algo serio, pero también me gusta y me divierte. Tratar de hacerlo mejor que el índice me motiva y me lo tomo como una competición. No es una competición con vosotros, sino con el índice. No pretendo batir al índice todos los años pues teniendo en cuenta que soy un inversor relativamente conservador es difícil hacerlo en momentos de grandes subidas, pero si en el largo plazo y de forma sostenida.

Predecir el futuro

Este punto debería ir entrecomillado porque, por desgracia, no veo el futuro. Sin embargo, tratar de saber qué va a pasar de aquí a unos años y poder invertir en ello es algo que me motiva. Un ejemplo es la empresa que tanto menciono, Primark. Creo que el fenómeno low-cost es imparable en todos los sectores y ha sido Primark la que ha tomado la delantera en el mundo de la moda y por eso confío en ella. En todas mis inversiones trato de ver qué sucederá con la empresa, sus productos y sus servicios en el futuro para actuar en consecuencia.

Conclusión:

La Bolsa me ha gustado desde siempre y sigue gustándome. He explicado los motivos por los que siempre me ha atraído la Bolsa, pero es difícil poder explicar algo que te nace de forma natural y es innato. Aun así, os animo a que compartáis los motivos por los que os interesa la Bolsa (aunque haya sido hace 5 años porque estáis cansados del jefe y penséis que así podréis dejar de verlo).

¿Te ha gustado el post? Regálame un +1 en Google Plus, comparte este artículo con otras personas o deja un comentario.

19 Comments

  1. Este articulo me ha provocado un poco de añoranza. Yo me recuerdo copiando las cotizaciones de por aquel novedoso sistema del teletexto en televisión. Después me imaginaba que tenía una cantidad de dinero y compraba acciones de varias compañías, (compraba las que había escuchado hablar a mi padre, las que me gustaba el nombre, las que salían en el telediario, etc..) Cuando terminaba la tarea lo primero que hacía era poner el teletexto, buscar “mis empresas” y ver si habían subido o bajado, y aunque generalmente perdía (y eso que no pagaba comisiones, ja ja) de vez en cuando ganaba poniéndome muy contento. Tenía todos mis movimientos apuntados en una libreta e iba sumando y restando las ganancias y las pérdidas, recuerdo que cuando me cansaba de alguna hacía trampas y las cambiaba por otra. Tendría unos 8 o 9 años me imagino, no me acuerdo bien.

    Saludos, un post muy entrañable.

    • Muy bueno lo de la cartera que te hiciste y las trampas cambiando las empresas jajaja. Ahora que dices lo de la cartera, me sorprende que yo nunca me hiciera una imaginaria. De hecho, lo que más hacía era tratar de acertar los movimientos de la cotización y ahora he pasado precisamente a lo contrario, hacerme una cartera buena y olvidar la cotización.

      También me ha parecido curioso lo del teletexto porque yo no recuerdo usarlo. Creo que cuando era un niño nuestra televisión no tenía y, si lo tenía, como nadie miraba la Bolsa en él nunca pensé que allí podía encontrar información.

      ¿Te acuerdas de alguna empresa que te gustara y “llevaras en cartera”? Si encontraras los papeles donde apuntabas las empresas sería muy curioso ver qué paso con ellas. Seguro que se encuentra algún tenbagger entre ellas.

      Saludos.

      • Los papeles fueron destruidos, nunca he sido muy cuidadoso con esas cosas, además mi madre lo veía como una tontería y conociéndola no los hubiese guardado nunca.
        En cuanto a las empresas creo recordar Ercros, aunque no estoy seguro, en aquellos tiempos era movidita y eso era lo que me gustaba, me se movieran los números (cotizaciones). Saludos.

      • Te gustaban las emociones fuertes sí. Con Ercros tendríamos un tenbagger a la inversa 😉

        Saludos.

  2. tremendo post… os contaré cuando conocí este mundo.. hace ya muchos años, viendo la película Wall Street decidí que quería ser lo que antes se llamaba agente de cambio y bolsa; pero por aquel entonces alguien me dijo que se debía estudiar la carera de matemáticas ( ciencias exactas )… durante un tiempo también copiaba en una libreta la evolución de las acciones que más me gustaban, hasta que de repente pensé que la bolsa era sólo para tiburones ( supongo que influencia de la película ) y dejé de prestarle atención.

    Hasta hace un par de años, que he descubierto la inversión a largo plazo y estoy encantado..

    gracias por compartir vivencias.

    saludos.

    • Que curioso lo de la película. Seguro que ahora tendremos una nueva generación de chavales que quieren ser brokers por la película El Lobo de Wall Street. Yo nunca he sido muy cinéfilo así que el cine no ha tenido mucha influencia en mi. De hecho, vi Wall Street (la primera) hace poco tiempo y por curiosidad.

      También me resulta curioso que tú también te hicieras una cartera. Estoy seguro que en las carteras que os hicisteis hay buena rentabilidad. Si alguna vez os encontráis con esos papeles sería interesante verlos.

      Saludos.

  3. Excelente artículo con el que me siento muy identificado. Veo que hemos tenido inicios muy similares en el mundo bursatil, y aunque he pasado por varios estilos de inversión desde que sigo tu blog creo que estoy acercándome bastante a tu metodología y además, ahora soy otro apasionado inversor de Primark, compañía en la que estoy entrando a saco, aunque poco a poco.

    • Gracias edufinanzas.

      Me alegra que haya más inversores con tanto seguimiento a Primark. Me parece buena idea lo de ir poco a poco con Primark porque ahora está muy cara. Eso sí, es una gran empresa y seguramente valga mucho más en unos años.

      Saludos.

  4. Os cuento mi afición. Yo desde niño en casa de mis abuelos oia de vez en cuando “que las Fenosa habían pagado dividendo”, yo creo que aquello me fue calando, en lugar de leer los deportes leia las paginas salmón o veia las cotizaciones en el teletexto, hasta que acudimos en casa a la OPV de Telepizza y desde entonces he invertido en casi todo y desde luego que me quedo con las acciones aunque también soy muy partidario de los fondos. Yo busco también mi libertad financiera y disfrutar de mi tiempo en lo que me gusta, espero conseguirlo en 10 años según mi hoja de ruta (si es antes mejor).

    Una pregunta, he empezado a seguir a Primark y me gustaría saber si habeis comprado la acción o el ADR. Muchas gracias y buen post.

    • Veo que no soy el único que de pequeño ya prefería las páginas salmón a las de deportes. Es una suerte tener una referencia en casa que te hable de inversión y sepa algo de mundo que te pueda ayudar con los primeros pasos.

      Primark la compré en Reino Unido, es decir, no compré la ADR. Además, las veces que he comprado acciones de Primark la libra estaba muy barata y merecía mucho la pena.

      • Gracias.

  5. Hola.
    Cada día estoy más enganchado,dando menos trascendencia al ruido,es decir,llevandolo con comodidad,con gusto,espero los trimestrales como el que espera una final de su equipo.
    En principio la bolsa era una forma distinta de encarar mi futuro financiero,por experiencia familiar sabia que lo “clásico”solo conduce a la dependencia a la “ratonera”.
    La burbuja .com me abrió los ojos,fué increible ver el comportamiento “humano”,supe que quizás la bolsa me cambiara la vida de forma honrada,,,no me arrepiento.

    • Tu primera frase es muy buena y resume muy bien lo que es una estrategia exitosa, pasión con paciencia y cabeza, sin dejarse llevar por las emociones de los demás y seguimiento de nuestras inversiones. Seguramente que siguiendo esos pasos la ratonera te quede muy lejos pronto.

  6. Magníficas reflexiones de todos.

    Pero yo voy a discrepar jeje

    Nunca me gustó la bolsa y las páginas salmón eran como un libro proscrito para mí. Mis padres miraban las cotizaciones todas las noches en el teletexto y jamás tuve el menor interés.

    Fue hace unos 7 años, justo cuando comenzaba la crisis y por aquí se preguntaba si eso era un grupo de punk, cuando me empecé a interesar por la economía. Al poco conocí a un amigo que si que le gustaba bastante y me empecé a interesar también por la bolsa. Como leía mucho de economía, decidí aprovechar las lecturas y hacer económicas como segunda carrera por la UNED. En realidad me he dado cuenta que lo que más me gusta de eso es la historia económica, y ahora también las finanzas claro jaja

    Al final mi primera compra fue unas santanderes en 2011; muy vulgar, lo sé.

    He ido descubriendo caminos, y es curioso como parece que algo te va guiando poco a poco hacía una filosofía concreta de inversión. Supongo que es la mano invisible del mercado. Aun así, confieso que sigo mirando más de 1 vez al día las cotizaciones.

    Lo que si me sirve, y mucho, es para estudiar económicas con una mirada crítica, que cuando estudie ingeniería no tenía, la verdad. Está bien lo que se aprende, pero está bien también saber que hay vida más allá del mercado eficiente.

    Saludos a todos

    • Hola Juan Franciso.

      Que no te gustara la Bolsa y que te fueses aficionando con el tiempo es lo normal. Los raros somos los que decimos que ya de niños mirábamos las cotizaciones 😉

      En tu caso, que no te gustara la Bolsa, parece que hizo que te libraras de la explosión de la burbuja, así que fue algo bueno para ti empezar más tarde.

      Lo de mirar las cotizaciones es normal. Yo recomiendo no hacerlo para los inversores a largo que no tienen aguante ante grandes movimientos o no han entrenado la psicología financiera. Si tienes clara la estrategia y no te dejas llevar por el pánico, no hay problema en mirar la cotización.

      Por otra parte, me has dado la clave por la que no he seguido nunca la Bolsa en el teletexto. Aunque mi padre me hablara de empresas, nunca se hablaba de Bolsa y no se si mi familia invertía o no. Como no se hablaba de Bolsa no sabía que en el teletexto se pudieran ver las cotizaciones (también es verdad que no tuvimos teletexto por muchos años).

      Saludos.

  7. Gracias por compartir tus experiencias

    • Muchas gracias ADOLFO, me alegro de que te guste el blog.

  8. Cuanto mas leo tu blog mas me engancho a la bolsa.
    Yo en cambio empece este año con la bolsa,en mi casa mis padres siempre han sido obreros y sin estudios pero me enseñaron a trabajar honradamente y ser ahorrador.
    Ahora ya un poco tarde empiezo a ser un inversor de verdad y mi hija de 4 años que espero que herede mi cartera intentare enseñarle todo lo que estoy aprendiendo y que sea mas lista que su padre.

    • Muchas gracias Jose. Me alegro de que te guste el blog y te sea útil.

      Creo que tus ideas son muy bonitas. Estoy seguro de que conseguirás ser un gran inversor, y que tu hija heredará un buena cartera de inversión.

      Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *