Independencia financiera

Posted by on May 28, 2014 in Empresas dividendos | 17 comments

Te han llevado al huerto toda tu vida y nunca has hecho lo que tú querías. Estudia, trabaja, échate novia, cómprate un piso, un chalet, un coche y trabaja como un burro para pagar las letras,  el colegio de los niños, el friegaplatos, la cortadora de césped… Y te das cuenta de que has vivido para Seat, para Philips, para Valux, para Zanussi,  para El Corte Inglés, para la confianza y su puta madre.

El párrafo anterior no es mío, es de Alfredo Landa en una escena de la película Las Verdes Praderas. No he visto la película, pero comparto casi todo lo que se dice en esa escena que podéis ver a continuación:. Yo no quiero la vida que describe Alfredo Landa y por eso…

Yo quiero conseguir la independencia financiera

–  Qué gracioso, ¿y quién no?

Pues seguramente todo el mundo quiera, pero querer y no hacer nada no funciona. Todo el mundo quiere un cuerpo bonito, un coche potente o una casa grande, pero poca gente se pone a ello. Querer algo y no hacer nada para mí no supone “querer” de verdad. Si quieres algo y no te esfuerzas por conseguirlo simplemente lo deseas, no lo quieres, porque si quieres algo te lanzas a ello, y qué queréis que os diga, yo quiero conseguir la independencia financiera y voy a hacer lo que sea por conseguirlo.

Independencia financiera vía dividendos

Alfredo Landa explica en la escena que hemos visto para quién se ha pasado toda la vida trabajando, y es para las grandes empresas. En el problema está parte de la solución. Millones de personas se pasan la vida trabajando en estas compañías o en otras para después volver a darles su dinero comprando sus coches, sus electrodomésticos o lo que sea. Y una vez comprados vuelta a empezar, a seguir trabajando para comprarse un coche mejor, una casa más grande y nuevos electrodomésticos, porque encima ahora se estropean antes.

Por suerte, hoy podemos aprovecharnos de esta situación (y el bueno de Alfredo también podía, aunque su personaje en esa película no lo sabía) y podemos invertir en estas empresas para cobrar sus dividendos y hacernos menos dependientes del trabajo.

Sí, conseguir la independencia financiera no es fácil. Con comprar unas acciones y cobrar unos dividendos no vale. Tampoco es rápido. Ahorrar, aprender a invertir, elegir bien las inversiones y las empresas, aguantar el desánimo, el pesimismo, los momentos de crack y pánico… todo esto requiere mucho esfuerzo y mucha gente lo deja, pero todo eso no quiere decir que no se pueda conseguir.

En mi caso, la forma que he elegido para alcanzar la libertad financiera es, principalmente, mediante dividendos. Por eso decía que Alfredo Landa tiene la solución de sus problemas en la misma causa. Para conseguir este objetivo la estrategia es clara, ahorrar lo máximo posible sin perder calidad de vida para invertirlo en empresas estables con dividendos crecientes (por ejemplo, Primark), pero también en empresas con fuertes crecimientos que pueden hacer que mi patrimonio aumente de forma rápida.

Decía que ahorro al máximo sin perder calidad de vida. Un ejemplo es que vendí mi coche. Era una fuente de gastos tremenda y, la verdad, no lo necesitaba ni lo echo de menos. Me gusta andar y vivo en un zona con un transporte público excelente. En ocasiones puedo necesitar un coche, pero ahora se pueden alquilar por horas a precios ridículos y no tienes que pagar gasolina, seguro, parking, averías, etc. y puedes usarlo cuando quieras (empresas como Bluemove o Respiro alquilan coches por horas). Y si quiero hacer un viaje largo también puedo alquilar un coche por días y me gasto mucho menos de lo que me gastaba antes.

Lo del coche es sólo un pequeño ejemplo y entiendo que hay casos de gente que lo necesita para trabajar, para los niños o para lo que sea, pero siempre hay algo en lo que podemos ahorrar sin que nuestra calidad de vida empeore (un gimnasio más barato, cambiar de compañía de teléfono, etc.). Casi todo este dinero que ahorro lo invierto en cosas que me permitan tener ingresos sin necesidad de trabajar (lo que algunos llaman ingresos pasivos). La mayor parte va a Bolsa porque no requiere ningún esfuerzo por mi parte (por ejemplo, un piso alquilado requiere atención y cuidados) y porque, como os habréis dado cuenta ya si seguís este blog, es algo que me encanta.

Independencia financiera blog

Por ello, mediante la inversión en Bolsa comprando acciones de compañías en crecimiento y compañías con dividendos estables pretendo conseguir la independencia financiera. Todavía me queda camino por recorrer, pero ya tengo la suerte de poder ir recogiendo algunos frutos, que vuelvo a plantar, como bien requiere la estrategia de inversión Buy & Hold.

Conclusión:

Creo que sí es posible alcanzar la independencia financiera. El ahorro y la inversión de forma sostenida en el largo plazo permiten a casi cualquier persona ser libres financieramente en algún momento. No es fácil, pues requiere mucho tiempo y constancia, pero sí es posible. De igual forma que es posible ponerse en forma si hacemos dieta y ejercicio, podemos alcanzar la libertad financiera si ahorramos e invertimos. El “problema” es que lleva tiempo, y eso hace que mucha gente se desanime y lo deje antes. Sin embargo, muchos de los que se han mantenido firmes lo han conseguido (puedes ver los casos reales de personas que han conseguido la libertad financiera)

Si te ha gustado este artículo puedes regalarme un +1 en Google Plus, compartirlo en las redes sociales, compartir el enlace en otras webs o dejar un comentario.

17 Comments

  1. Como siempre excelente entrada.
    Un fuerte abrazo,

    • Muchas gracias sumaysigue. Me alegra leerte.

  2. Buena entrada. Viene bien de vez en cuando recordar para lo que empezamos en esto…
    Saludos

    • Gracias Stang. Lo bueno, al menos en mi caso, es que disfruto el camino hasta alcanzar la libertad financiera porque me encanta la Bolsa.

  3. Se habla mucho de conseguir la independencia financiera, hace algún tiempo en un hilo de Rankia estaban comentando sobre eso y una decía que si la consiguiera se compraría un barco que era la ilusión de su vida, otro que haría un viaje no se donde, hay gente que piensa que esto es que te toque la lotería o algo así.
    Por mi parte pienso que la independencia financiera la consigues cuando eres dueño de ti mismo, cuando empiezas a ser tuyo, pero si vives de las inversiones te enganchas a ellas de forma que cuando vas a retirar dinero (si vives de ellas eso sucederá a menudo)piensas que retiras el importe que sea, mas los rendimientos y eso jode, por eso creo que la independencia financiera debe ser complementada o ser complementaria con un trabajo que te de si no lo que necesitas, que se aproxime y ese trabajo debería cumplir ciertos requisitos. Bueno venga que me enrollo demasiado, creo que mas o menos ya he dicho lo que quería vaya.

    • Coincido totalmente en lo que comentas que la independencia financiera consiste en ser dueño de ti mismo, de tu tiempo. En cuanto a lo de complementar con el trabajo coincido menos, aunque supongo que mi discrepancia se incluye dentro de la frase “cumplir ciertos requisitos”.

      La ventaja de la libertad financiera es que puedes trabajar en aquello que te gusta con quienes tú quieras. No hay necesidad de aguantar al jefe/cliente/loquesea pesado. Cuando pagas la hipoteca o tus gastos con tu salario no tienes más remedio que soportarlo, pero si no dependes de ello está claro que puedes elegir lo que quieres y lo que no.

      Dicho esto, una vez alcanzada la libertad financiera no creo que sea un problema no tener un trabajo como tal. Es cierto que puede crear obsesión o inseguridad al depender de las inversiones, pero lo mismo que somos capaces de invertir en Bolsa sin temor a grandes caídas, debemos ser capaces de utilizar las rentas sin temor de hacer daño a nuestra cartera. Al fin y al cabo sacamos el dinero de las rentas y no es necesario reducir nuestro patrimonio o cartera, pero creo que nos metemos ya en un componente psicológico que es algo bastante personal.

      • Claro, cuando hablo de trabajo estoy pensando por cuenta propia, sin horario y en algo que realmente te guste, algo así como para entretenerse y divertirse, por eso hablo de la posibilidad de que el “trabajo” no te de suficiente para vivir. Lo de retirar inversiones, considero lo mismo retirar rendimientos como retirar inversiones, en mi caso trabajo con una especie de bote donde se juntan rendimientos e inversiones y si bien es cierto que depende del volumen, si esperas a independizarte cuando puedes vivir con margen de la renta exclusivamente, bueno dependerá del nivel de vida y los gastos que tengas pero puedes tardar demasiado en poder hacerlo. Es cierto que depende de la psicología de cada uno, pero realmente jode si llevas el control de lo que retiras y a ese importe le sumas los rendimientos que hubieras obtenido en caso de haber mantenido o reinvertido lo que vas sacando y no estoy teorizando.

      • Me imaginaba que en lo del trabajo coincidíamos 😉

        En lo de los rendimientos, para mi lo ideal sería poder tener unas rentas que te permitieran vivir de ellas pero con un remanente suficiente pata reinvertir. El dinero que sale de los rendimientos y no se invierte es dinero “perdido”, pero si con el resto eres capaz de aumentar rentas por encima de la inflación, lo veo razonable.

  4. Hola,
    Conozco a un alto directivo de la empresa en que trabajo, que “heredo” otra por parte de la familia de su mujer. El sigue trabajando, pero lo que le hace merecedor de mi respeto, es que dona su sueldo actual a asociaciones de huérfanos, ongs,… Y vive de la herencia

    • Es de admirar, sin duda. Me imagino que esa persona disfruta de su trabajo y, lo que es mejor, disfruta sabiendo que ayuda a otras personas. Siempre alegra saber que existe gente así.

  5. Buenas noches, el post habla de lo mismo que hablan las ultimas diez direcciones que he guardado en favoritos esta semana, en otra pagina he dicho que llevo tres años buscando mi independencia financiera y la de mi familia y según mi plan me quedan unos 10 años para llegar a ese objetivo en el que si tengo salud, debo decidir si sigo trabajando (si no me han despedido antes)o me pido una excedencia y ver si mi plan me permite vivir sin trabajar. Como para esto queda, planteo una cuestión sobre que hacer en determinados momentos con nuestras inversiones y más concretamente lo siguiente:
    En el año 2012 yo tenia claro que BME era una buena oportunidad de inversión, baja deuda, ALTA RENTABILIDAD POR DIVIDENDO, posible OPA de la bolsa alemana, etc. Yo no compre, no porque no quisiera sino porque por entonces estaba al 100% en GOW (gracias MAKI-alfred3 en Rankia) pero si se lo recomende a mi entorno. Dos años despues tenemos una empresa que vale más del doble y quien compro a esos precios una rentabilidad por encima del 10%, y llegados a este punto que hacemos.
    En mi plan si me hubiera pasado esto haria, a las acciones les gano en dos años un 100% que dividido entre 10 años me daría un 10% anual y además me he llevado el dividendo de estos dos años por lo que VENDERIA y esperaria a un buen batacazo de bolsa y volverlas a comprar. Lo que quiero decir es que si en mi plan esa inversión es que en los proximos diez años me diera un 10% anual y lo he conseguido en dos años, puedo vender y esperar de nuevo para empezar a comprar que estoy seguro que en los siguientes 8 años habra un buen momento de bolsa para comprar.
    Otra opción es cubro la cartera, doy por buena la rentabilidad y en algún broker vendo el mismo número de titulos (CFD) y espero a que la acción caiga, si esta subre mis acciones suben y compenso la perdida de los CFD y como perdida tendría el tipo de interes.
    Esto es lo que planteo, que harias vosotros que quereis vivir de una cartera que os de dividendos, pero en algún momento se tiene la tentación de que esa acción ya no va a subir más o que el mercado se pone peligroso.
    Gracias y un saludo, espero aprender de vuestros comentarios.

    • Hace poco cité en este blog a Peter Lynch y creo que la cita vale para tu pregunta “Vender una compañía con unos buenos fundamentales y gran crecimiento solo porque esté ligeramente cara es una técnica perdedora”.

      Ahora añado ésta que la publico otro compañero.

      “El mejor momento para vender una empresa excelente es nunca”.Philip Fischer

      Si piensas que la compañía está cara y ya no te gusta como al principio sobra en la cartera, a mi personalmente no me va lo de cubrir, pienso que hay que estar dentro o fuera.

      Saludos.

    • Lo primero enhorabuena por haber visto y apostado tan fuerte por Gowex.

      En cuanto a lo que planteas, coincido con Miguel (quizá porque soy un talibán del B&H).

      Yo sólo vendería si entendiese que la empresa deja de crear valor y, por tanto, su precio no tendrá motivos para subir. Una empresa que cotiza cara pero que sigue creando valor, es posible que corrija, pero no creo que llegue a hacerlo mucho.

      Sobre los CFDs no puedo ayudarte mucho, pues es algo que no uso mucho.

      Por último, Pedro Luis ha dejado un comentario muy interesante en el post “mi mayor error de inversión” hablando de su camino a la independencia financiera. Ya que estás muy interesado en este asunto te dejo el link por si no lo has visto: http://invertirbolsaydinero.com/mi-mayor-error-de-inversion/

  6. Para mi la libertad financiera no es otra cosa que hacer lo que te plazca en cualquier momento sin tener que preocuparte por el dinero, si te quieres coger una semana de vacaciones pues te la coges y si te quieres ir a vivir 2 meses a Nueva York o Londres, pues te alquilas un piso y te vas. Lógicamente la libertad financiera una vez conseguida habrá que mantenerla y no podrás olvidarte de tus inversiones, pero creo que no es lo mismo mantenerla que conseguirla.

    • Eso se acerca mucho a mi definición de libertad financiera y a mi objetivo en la vida 😉

      Suele decirse que lo difícil es mantenerse, no llegar, pero en este caso me parece que lo más difícil, o mejor dicho, lo que más tiempo lleva, es llegar.

  7. Esa es nuestra “guerra”, el ir aumentando año a año el porcentaje de gastos cubiertos. Muchas veces eso implica hacer cosas como lo que dices del coche, yo tampoco lo tengo por lo mismo: demasiado gasto, no lo necesito, y gracias a no tenerlo tengo lo que tengo en Bolsa.

    Aquí todos somos de Ikea y queremos tener la “República Independiente de nuestra casa” 😀

    Un abrazo

    • Ikea y el low cost son una ayudita más en nuestro camino.

      El coche es necesario en muchos casos, pero es un coladero de dinero. Al ser nuestro principal objetivo la libertad financiera y no necesitarlo, creo que es mejor no tenerlo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *