El Gen Egoísta

Posted by on May 30, 2015 in Análisis fundamental | 13 comments

El Gen Egoísta

Antes de comenzar el año escribí un post con mis propósitos y objetivos sobre 2015. Entre ellos estaba leer y aprender sobre otras cosas más allá de la inversión y la Bolsa, y precisamente mencionaba un libro que estaba leyendo: El gen egoista.

El gen egoista trata sobre los genes y la evolución y dirás ¿qué tiene que ver esto con un blog sobre inversión, libertad financiera y emprendimiento? Pues en principio poco, pero para tener éxito en el mundo de la inversión en Bolsa no todo es entender las cuentas de una empresa. Sin ir más lejos, de entre los libros recomendados por Charlie Munger (socio de Warren Buffett), entre los que también se encuentra El Gen Egoísta, la mayoría de ellos no son sobre Bolsa sino que son libros que nos sirven para entender de dónde venimos y cómo funciona el mundo. Si leo libros sobre diferentes temáticas no es tanto por tener éxito invirtiendo, sino porque me gustan y me interesan, pero coincido con él en su utilidad a la hora de invertir.

Y después de este rollo, he de decir que el artículo de hoy es un fragmento de El gen egoista en el que el autor hace una metáfora con la inversión en Bolsa para explicar una parte de su teoría.

El gen egoísta y la inversión en Bolsa

La predicción en un mundo complejo es un negocio arriesgado. Cada decisión que toma la máquina de supervivencia es un acto aventurado, y es tarea de los genes programar a los cerebros por adelantado de tal manera que, consideradas en su promedio, las decisiones que tomen den un resultado positivo. La moneda empleada en el casino de la evolución es la supervivencia, y para expresarlo de una forma más estricta, la supervivencia de los genes, pero considerando diversos propósitos, la supervivencia individual puede calificarse como una aproximación razonable. Si un animal pequeño baja a una charca a beber, aumenta su riesgo de ser devorado por los predadores que viven de acechar a sus presas en los alrededores de los charcos. Si no va hasta donde se encuentra el agua morirá finalmente de sed. Existen riesgos en ambos casos y debe tomar la decisión que tienda a prolongar al máximo las posibilidades de supervivencia a largo plazo de sus genes. Quizá la mejor política sea posponer el acto de aplacar la sed hasta que se encuentre muy sediento, luego bajar y beber bastante como para que dicha necesidad tarde en presentarse de nuevo. De tal forma se reduce el número de visitas a la charca, pero, por otra parte, debe dejar transcurrir bastante tiempo con la cabeza baja cuando finalmente se decide a beber.

ciervo bebiendo agua

Como otra alternativa, tal vez la mejor jugada podría ser beber poco y seguido, arrebatando rápidos sorbos de agua al cruzar corriendo la charca. Determinar cuál es la mejor estrategia de juego depende de todo tipo de factores complejos, de los cuales uno de los más importantes es el hábito de caza de los predadores, el cual ha evolucionado para ser, desde su punto de vista, de una máxima eficiencia. Debe haber alguna manera de calibrar las posibilidades. Pero, por supuesto, no debemos pensar que los animales efectúan los cálculos conscientemente. Todo lo que necesitamos creer es que aquellos individuos cuyos genes fabricaron cerebros de tal forma que tienden a juzgar correctamente tendrán, como resultado de ello, mayores probabilidades de sobrevivir y, por lo tanto, de propagar aquellos mismos genes.

 

Podemos llevar la metáfora del juego un poco más lejos. Un jugador debe pensar en tres factores principales: las apuestas, las probabilidades y el premio. Si el premio es muy grande, el jugador estará dispuesto a arriesgar una apuesta considerable. Un jugador que arriesga todo lo que tiene a una sola jugada tiene posibilidades de ganar una cifra muy alta. Es probable, también, que pierda una cantidad apreciable, pero por término medio, los jugadores que arriesgan altas apuestas no terminan mejor ni peor que otros jugadores que optan a pequeñas ganancias mediante apuestas bajas. Una comparación análoga se puede hacer entre aquellos que especulan en la bolsa y aquellos que se aseguran en sus inversiones. En cierto sentido la bolsa de valores constituye una analogía mejor que un casino, ya que los casinos son manipulados deliberadamente en favor de su banca (lo que significa, estrictamente hablando, que los jugadores de altas apuestas terminarán, como promedio, más pobres que aquellos jugadores cuyas apuestas son bajas; y estos últimos terminarán siendo más pobres que aquellos que no juegan en absoluto. Pero ello se debe a una razón al margen de nuestra hipótesis). Pasando por alto este punto, las posiciones de ambos jugadores parecen razonables. ¿Existen animales jugadores que hacen apuestas altas y otros que adoptan un juego más conservador? En el capítulo IX veremos que, a menudo, es posible representar a los machos como jugadores de altas apuestas que afrontan un elevado riesgo, y a las hembras como a inversoras seguras; especialmente se puede apreciar lo anteriormente expuesto en las especies polígamas, en las que los machos compiten por las hembras. Los naturalistas que lean el presente libro podrán pensar en especies que puedan ser descritas como jugadores de altas apuestas y altos riesgos, y otras especies que juegan un tipo de juego más conservador. Vuelvo, ahora, al tema más general de cómo los genes hacen «predicciones» sobre el futuro.

 

Uno de los medios que tienen los genes para resolver el problema relativo a las predicciones en medios ambientes impredecibles es construir una capacidad de aprendizaje. En este caso el programa puede tomar la forma de las siguientes instrucciones dadas a la máquina de supervivencia: «He aquí una lista de cosas definidas como recompensas: sabor dulce en la boca, orgasmo, temperatura suave, niño sonriente. Y he aquí una lista de cosas desagradables: diversos tipos de dolor, náuseas, estómago vacío, niño gritando. Si da la casualidad de que haces algo que va seguido por una de las cosas desagradables, no la repitas nuevamente pero, por otra parte, repite cualquier cosa que vaya seguida por una de las cosas agradables.» La ventaja de este tipo de programación es que reduce, considerablemente, el número de reglas detalladas que debían ser especificadas en el programa original; y es también apta para afrontar los cambios en el medio ambiente que no pudieron ser pronosticados detalladamente. Por otro lado, ciertas predicciones tienen que ser hechas todavía. Según nuestro ejemplo, los genes predicen que el dulce sabor en la boca y el orgasmo serán «buenos» en el sentido de que comer azúcar y copular es probable que beneficie a la supervivencia de los genes. Las posibilidades de la sacarina y la masturbación no serían anticipadas de acuerdo a este ejemplo; tampoco lo serían los peligros provocados por comer azúcar en demasiada cantidad en nuestro medio ambiente donde existe en enorme abundancia.

 

Las estrategias de aprendizaje han sido utilizadas en algunos programas de computadoras para juegos de ajedrez. Estos programas, en efecto, mejoran al jugar con contrincantes humanos o contra otras computadoras. Aun cuando están equipados con un repertorio de reglas y tácticas tienen, también, una pequeña tendencia a actuar por azar incluida en su sistema de decisiones. Registran las decisiones pasadas y siempre que ganan un juego aumentan, levemente, el peso dado a la táctica que precedió a la victoria, de tal manera que a la próxima vez existirán algunas posibilidades más de escogerla nuevamente.

Conclusión:

Escribir una conclusión de algo de lo que estoy exageradamente lejos de ser, ni siquiera, un principiante, es un atrevimiento demasiado grande. Por eso, diré algo similar a lo que he dicho al principio del post. La Bolsa son estados financieros, son ratios y cálculos, pero también es entender el mundo en el que vivimos. Todo lo que podamos aprender, además de mejorarnos como personas, seguramente también nos mejore como inversores.

Puedes comprar El Gen Egoísta en español pinchando aquí.

Si te ha gustado este post puedes regalarme un click en los iconos de redes sociales de abajo, dejar un comentario o poner un enlace a este artículo desde otras webs.

13 Comments

  1. El libro favorito de Jeffrey K Skilling como el mismo ha reconocido. Ahora ya podemos enterder su gen egoísta.

    Abz

    Jose

    • Skilling debió leer el libro, pero me parece que se quedó sólo con el título. Espero que en prisión haya tenido tiempo para releerlo y entenderlo mejor.

      Un abrazo.

  2. Leí el libro el año pasado y me pareció muy interesante. Sobretodo teniendo en cuenta que se escribió hace más de 20 años… aún así todos los conceptos que toca están muy bien razonados y es de fácil lectura.

    Algo fría la idea de que nuestro cuerpo es un mero “transportista” del gen, que es inmortal y sobrevive a lo largo de la historia. Pero es así!

    Buen artículo Lancaster :-)

    • Gracias Pachem. Nuevo nombre por lo que veo 😉

      La verdad es que la teoría del autor es impresionante parándose a pensarlo como dices. Todo lo que sentimos y todo lo que hacemos, al final, para que nuestros genes sobrevivan… es bastante fuerte.

      Saludos.

  3. Enorme libro, lo estoy leyendo actualmente.

    La visión de los animales y las plantas, incluidos los humanos, como máquinas de supervivencia dirigidas por genes, con el único objetivo de sobrevivir frente a la visión moral y racional que tenemos de nosotros mismos me parece uno de los temas más importantes para entender ya no nuestra sociedad si no la Historia del hombre.

    Lancaster no puedo dejar de agradecer la lista de los libros de Munger, me están dejando sorprendidos todos los que estoy leyendo. Por supuesto Influence tiene un lugar de honor.

    Un saludo.

    • Me alegro de que te haya sido útil la lista de Munger.

      En cuanto a El Gen Egoísta, cuando lo compré no sabía exactamente de qué iba el libro, y encontrarme con lo que describes me impresionó. Es uno de esos libros que te hace pensar y replantearte cosas.

      Saludos.

  4. No lo he leído pero definitivamente me lo apunto a la lista de pendientes. Por supuesto si lo compro será desde aquí. Influencia, como comenta Graham es genial.
    Por mi que rompa el soporte y se vaya todo para abajo para poder comprar a precios menores 😛

    Si inviertes en bolsa, elige el Buy and Hold http://opinatron.com/invertir-en-bolsa-buy-and-hold/

    • Buena idea eso de que caiga, más opciones para comprar 😉

      Saludos.

  5. Me has abierto las ganas de leerlo. Lo pongo en mi lista de libros para “vacaciones”, que ya están a punto de llegar.
    Un abrazo.

    • Me alegro de haber colaborado a meter un libro en la lista. Espero que lo disfrutes.

      Un abrazo.

  6. Mira justo ahora que acabo de publicar en mi blog esto:http://dinerobolsa.com/sentimiento-del-inversor/

    La bolsa no es solo análisis técnico y fundamental. También tiene un factor importante de comprender al ser humano y su comportamiento en diferentes situaciones. Pero eso me gusta tanto.

    Un saludo y felicidades por este enorme blog.

    • Hola Jordi,

      Muy curioso lo que dices en tu blog. Como dices, entender al ser humano es básico, y aunque os números son esenciales, sin saber cómo funciona nuestra mente no valdría de nada.

      Un saludo,

  7. Me encanta el artículo, la verdad es que últimamente estáis subiendo contenido de calidad. Os recomiendo siempre a todos mis amigos.

    A seguir mejorando, que sois los mejores!!

    Un saludo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *