Cómo Comprar Acciones en la Bolsa

¿Cómo puedo comprar acciones en la Bolsa? Es fácil, y vamos a verlo paso por paso. Para poder invertir en Bolsa, lo primero que necesitamos en contratar un broker, puedes hacerlo pinchando aquí. Una vez que lo tenemos, podemos empezar a operar comprando y vendiendo acciones. Sin embargo, como casi todo, las cosas son fáciles, si sabes cómo hacerlas. Por eso, vamos a ver de manera clara y concisa lo que hay que hacer para poder empear a negociar con acciones.

Los pasos que vamos a seguir son los siguientes: 1. Elegir y contratar broker, 2.Comprar y vender acciones, 3. Otras cosas a tener en cuenta.

Elegir y contratar un broker

A día de hoy tenemos decenas de brokers para elegir. Por un lado, tenemos los bancos tradicionales, que nos permiten operar en Bolsa. Los bancos tradicionales tienen la ventaja de que puedes acudir en persona a la oficina y que hay una persona que te atiende. Además, al comprar las acciones desde el banco, éstas suelen estar a tu nombre (ahora profundizaremos más sobre eso). Sin embargo, tiene el inconveniente de que las comisiones suelen ser altas. Por ejemplo, suelen cobrar un comisión alta por la compra y venta de acciones, pero también cobran una comisión alta por mantener las acciones y suelen cobrar comisión por cobrar dividendos. Por eso, y aunque hay gente que prefiere operar desde su banco de siempre, en este post vamos a descartarlo.

Así que nos quedamos con los brokers online. Los brokers online tienen la ventaja de que sus comisiones suelen ser bastante menores. Además, se puede operar por internet, por lo que todo es más fácil y rápido. Sin embargo, también hay contrar, y vamos a verlo a continuación.

Que el broker sea fiable: Esto es algo que nunca sabremos al 100%, pero sí que podemos trabajar para minimizar la probabilidad de estafa. Por ejemplo, si es un broker español, debemos mirar que esté registrado en la CNMV y, a ser posible, en el Fogain (Fondo de Garantía de Inversiones). Si el broker no es español, debemos ver que si el broker está registrado en los organismos correspondientes de su país, y si ese es un país en el que confiamos.

CNMV España 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020. Buscar las correspondientes para México, Argentina, Chile, Ecuador y Venezuela

Tipo de cuenta: Los brokers usan cuentas nominativas y omnibus. En las cuentas nominativas las acciones están a nuestro nombre, mientras que en las omnibus no. En la omnibus, el broker tiene registrado qué acciones pertenecen a cada cliente, pero no están a su nombre. Sin duda, las cuentas nomitativas ofrecen más seguridad, pero las cuentas nominativas son algo habitual en todo el mundo. Además, cuando se trata de adquirir acciones extranjeras, incluso los brokers que usan cuentas nominativas para acciones españolas o del país correspondiente, suelen usar cuentas omnibus. En este caso, la eleeción es algo personal.

Comisiones: Los brokers suelen cobrar diferentes tipos de comisiones. 1. Comisión por compraventa de acciones, 2. Comisión por cobro de dividendos, 3. Comisión de custodia y de mantenimiento.

Como es lógico, cuanto menores sean las comisiones, mejor. Prácticamente todos los brokers cobran la primera comisión, la de mantenimiento. Sin embargo, en los puntos 2 y 3 sí que podemos conseguir que no nos cobren. De hecho, están aparenciendo muchos brokers low cost que no las cobran. Eso sí, mientras minimizamos las comisiones, debemos tratar de no minimizar la fiabilidad y seguridad del broker.

Condiciones: Para darse de alta en un broker, suelen enviarnos unos documentos que debemos rellenar. Por lo general, se trata de rellenar únicamente los datos personales, así como un formulario en el que se nos pregunta sobre nuestros conocimientos financieros y de inversión. No se trata de un examen, por lo que sólo debemos decir la confianza que tenemos en nuestros conocimientos y en qué tipo de activos y productos financieros queremos operar (acciones, forex, CFDs, etc.).

Además, algunos brokers suelen pedir un ingreso mínimo para abrir una cuenta. Por ejemplo, Interactive Broker pide un ingreso mínimo de 10.000 euros, o traspasar una cartera con ese importe, como mínimo. A pesar de esto, no es habitual que se nos pida ningún ingreso mínimo.

Si quieres saber más sobre brokers, puedes ver aquí un listado de ellos, así como una explicación de sus condiciones y ofertas o puedes abrir una cuenta directamente con el broker eToro pinchando aquí.

Comprar y vender acciones

Cuando ya tenemos el broker contratado, podemos empezar a comprar y vender títulos. Para ver cómo se opera en Bolsa, vamos a ver el ejemplo de uno de los brokers más populares en España, el Broker Naranja de ING Direct. Aunque las webs y plataformas de cada broker son diferentes, lo más probable es que sea bastante similar a este. Además, salvo excepciones, los datos que tenemos que poner son los mismos.

invertir en Bolsa en 2015, 2016, 2017 y 2018 en España, Veneuela, México, Argentina, Perú, Chile y Colombia

En la imagen superior puedes ver cómo comprar acciones con el broker de ING Direct. Ahora, vamos a ver cada una de las cosas que tenemos que rellenar y como se hace.

Lo primero que tenemos que seleccionar es el mercado que nos interesa. En el caso de las acciones de Telefónica, es el mercado español, pues es una empresa que cotiza en España. Si quieres comprar acciones de México, Argentina, Colombia, Veneuela, Chile, u otro país, tienes que seleccionar el mercado correspondiente. Además, también puede ser que te interesen acciones de empresas que cotizan en Estados Unidos. Para hacerlo, debemos seleccionar “mercado americano”.

Cuando ya hemos elegido el mercado español, escribimos el nombre de la empresa de la que queremos conseguir los títulos. Para el ejemplo, hemos puesto Telefónica. Mientras escribimos el nombre, suele aparecernos el ticker. Es algo así como el autocompletar de Google. Al elegir las acciones, nos da el precio al que cotizan y otra información interesante como el volumen de negociación.

El siguiente paso es indicar el número de títulos que queremos comprar. Para este ejemplo, 100 acciones.

Tras esto, elegimos el tipo de orden y el precio al que queremos comprar. Esto es importante porque tenemos dos opciones:

1. Orden limitada: En este caso indicamos el precio máximo que estamos dispuestos a pagar por las acciones. Si no se intercambian acciones a ese precio, no las compramos. En el ejemplo, las acciones de Telefónica cotizan 12,63 euros. Sin embargo, la orden de compra es limitada y está puesto a 12 euros, así que sólo las adquiriremos si llegan a ese precio. Como es posible que durante el día de hoy no lleguen a ese precio, tenemos una última opción, la fecha de vencimiento. Si la dejamos en blanco, la ordene estará vigente durante el día de hoy. Si queremos que la orden esté vigente durante más tiempo, tenemos que indicar hasta qué fecha.

2. Orden a mercado. Esto supone comprar las acciones al mejor precio disponible en el mercado. Tiene el riesgo de que puede ser que adquiramos las acciones a un precio mayor al que nos interesa, sin embargo, prácticamente nos aseguramos conseguir los títulos. Para las empresas que tienen mucho volumen y mueven muchos títulos, es posible que este tipo de orden sea útil. Sin embargo, para compañías pequeñas e ilíquidas, podemos correr el riesgo de comprar a un precio que no esperamos.

Por último, cuando ya tenemos todo relleno, pinchamos en continuar, y la orden se ejecutará, si hay contrapartida.

Otras cosas a tener en cuenta

Invertir en Bolsa es fácil, sin embargo, antes de operar tenemos que saber lo que estamos haciendo. Por ello, es importante formarse antes de comenzar a operar, y aprender a invertir.

Si quieres más sobre cómo operar en Bolsa y sobre brokers, pincha aquí.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *